Enfermeros, médicos y fisioterapeutas reclaman las mismas oportunidades

Temen que la medida genere «profesionales de primera y de segunda» y advierten de que los perjudicados serán los pacientes

D. GUINDO VALENCIA.

«Me parece una decisión poco meditada, ya que no ha tenido en cuenta las repercusiones negativas de la misma. Esperemos que esta medida no acabe creando profesionales de primera y de segunda categoría en el caso de Enfermería, puesto que uno de los pilares básicos de la formación enfermera, por no decir el fundamental, se desarrolla en el ámbito de la Atención Primaria, que donde más desarrollado está es en el sector sanitario público». Así de claro se muestra José Antonio Ávila, presidente del Consejo de Enfermería de la Comunitat, en relación al veto del Consell. «No olvidemos que al final quienes van a ser los destinatarios de la atención que presten tanto los enfermeros titulados en la pública como en la privada van a ser los ciudadanos y sería inadmisible que esto diese lugar a la existencia», añadió.

Desde el Colegio de Fisioterapeutas de la Comunitat creen «imprescindible» que no se limite el acceso a las prácticas en hospitales públicos a los estudiantes «para poder seguir contando con los mejores profesionales sanitarios y, por extensión, poder dar la mejor atención a los ciudadanos». En su opinión, restringir el acceso a realizar prácticas a los alumnos de universidades privadas «sería limitar su formación y su capacidad profesional futura, lo que al final terminaría perjudicando a los pacientes».

«Hay que tener en cuenta que las patologías que suelen abordarse en el ámbito privado y en el público difieren. Este último se centra principalmente en casos muy graves o postquirúrgicos y es importante que los estudiantes los conozcan porque algunos de ellos trabajarán en hospitales o centros de salud públicos, tendrán que atender a estos pacientes, y cuanto mejor formados estén, mejor lo harán», añadieron. «Por la salud de todos los ciudadanos debemos garantizar esa adecuada experiencia práctica», concluyeron.

Por su parte, en el Colegio de Médicos de Valencia entienden que si las universidades privadas han sido aceptadas por el sistema educativo para formar a profesionales de la medicina, los alumnos deberían tener las mismas oportunidades de poder acceder a la formación complementaria. En concreto el acceso también a hospitales públicos, independientemente del ámbito en el que hayan estudiado y sin estar limitados. Todo ello, con el objetivo de poder acceder a la mejor formación posible con el fin de asegurar la mejor atención a los pacientes.

Fotos

Vídeos