Un vigilante, hospitalizado tras un acto vandálico durante la huelga en la Universitat de València

Humo en la UV durante la huelga de estudiantes./
Humo en la UV durante la huelga de estudiantes.

J. BATISTA VALENCIA.

Un vigilante de seguridad de la Universitat de València ha sido trasladado al hospital tras sufrir una crisis de ansiedad como consecuencia de un acto vandálico en el Aulario Norte del Campus de Tarongers. Aunque en un principio se barajaba la posibilidad de que se hubiera intoxicado como consecuencia de un bote de humo, arrojado para boicotear una clase que se estaba impartiendo, las pruebas que le han realizado en el Clínico han determinado que ha sufrido una crisis de ansiedad como consecuencia de la tensión vivida.

El acto vandálico ha consistido en arrojar un artefacto casero compuesto en parte por azufre, metido dentro de una lata de cerveza, lo que ha generado una gran humareda que ha obligado a vaciar el aula. Cuando el vigilante ha accedido a la planta tercera del edificio, el vigilante ha inhalado el humo, lo que le ha provocado una indisposición además de una crisis de ansiedad. Tras ser atendido por un Soporte Vital Básico en el propio Campus, ha sido trasaladado a un centro hospitalario para realizarle un chequeo completo.

Como consecuencia del incidente, un grupo de agentes de la Policía Nacional ha perseguido a un piquete que se movía por la zona y se han producido varias identificaciones. Eso sí, una parte importante del grupo ha conseguido huir a través de la calle Ramón Llull hacia la zona universitaria de Blasco Ibáñez.

En este ocasión los piquetes, la mayoría a cara descubierta, no han causado problemas en los acceso gracias a la presencia de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), que ha facilitado la entrada a cualquier persona que quería acceder a la Universitat Politécnica. En el Campus de Tarongers, más allá de los botes de humo (por lo menos se han lanzado tres) no ha habido problemas. En parte porque la asistencia a clase ha sido anecdótica.

A las 12 horas está prevista una manifestación multitudinaria en la que además de alumnos universitarios también participarán los de institutos, convocados por el Sindicato de Estudiantes.

En cuanto a la jornada de ayer, la organización cifró el seguimiento al paro en un 81% en los institutos y en un 86% en la UV. No hubo datos oficiales.