El Gordo de Navidad se agota en Xirivella

Peticiones de toda España apuran en dos días las 160 series que vendía íntegramente una administración con el número que juega el ayuntamiento

MARINA COSTA

valencia. Mientras media España sueña ya con el Gordo de la Navidad y adivinos y pitonisas hacen sus cábalas para dar con los números que besará la suerte, Xirivella acaba de vivir su segunda 'performance' lotera en menos de una semana. Al hallazgo de la barrendera del barrio de la Luz, que se topó con una buena cantidad de décimos extraviados por el club de fútbol y los devolvió, se suma ahora la parodia que protagonizó hace unos días Andreu Buenafuente, caricaturizado como Andro Rey, cuando dijo que iba a adivinar el número del 'Gordo'. Hasta aquí todo normal. O quizá no. El caso es que esta broma televisiva provocó que media España se pusiera a buscar el número que un Buenafuente con peluca seleccionó: el 51.478.

Al día siguiente, la Administración de Lotería Humbel de Xirivella, la única que vende este número en toda España, comenzó a recibir un bombardeo de llamadas. Los teléfonos echaban humo con peticiones de décimos desde San Sebastián, Madrid o Barcelona.... «una auténtica locura», contaron ayer sus propietarios, que tampoco podían despegarse de ventanilla.

En menos de dos días, el número en cuestión se ha agotado, al venderse las 160 series disponibles. Pero ahí no acaba la cosa. El décimo es el que todos los años juega el Ayuntamiento de Xirivella y el que reparte entre sus funcionarios. La centralita del consistorio lleva colapsada días. «Como está agotado en la administración, está llamando muchísima gente al ayuntamiento, de Xirivella y de todas partes, preguntando si pueden comprar décimos o cómo los pueden conseguir», explicaron ayer fuentes municipales.

La corporación siempre reserva un número determinado de décimos, previa solicitud de los empleados, y este año «se han encargado en torno a 450». El Colegio Virgen de la Salud, un centro cultural andaluz y un colectivo musical de Xirivella también tenían algunas series con este número que una caricatura televisiva lo ha convertido en preciado objeto de deseo lotero.

Los que también están «sorprendidos» pero «encantados» con esta historia, cuando menos surrealista, son los propietarios de la administración de lotería. Aseguran que, a falta del número agotado, los interesados también están comprando el 51.278, que sólo se diferencia del 'Gordo' de Buenafuente en una única cifra.

 

Fotos

Vídeos