Tavernes lleva analíticas al hospital de Gandia en un remolque y al aire libre

La furgoneta del Ayuntamiento de Tavernes, con las analíticas, a las puertas del hospital de Gandia. :: lp/
La furgoneta del Ayuntamiento de Tavernes, con las analíticas, a las puertas del hospital de Gandia. :: lp

El ayuntamiento afirma que el vehículo especial no estaba operativo y desde Sanitat admiten que esa no es la forma correcta de transportar muestras

CARLES GIMENO TAVERNES.

El Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna traslada las analíticas del centro de salud de la Vall al hospital de Gandia en el remolque de un vehículo, a la intemperie y rodeadas de herramientas de la brigada municipal.

Los vecinos, desde hace mucho tiempo, acuden al ambulatorio de la Vall para extraerse sangre y entregar muestras orgánicas que, posteriormente, son analizadas en el Francesc de Borja, así se evitan el desplazamiento.

Fue un habitante de Tavernes quien se percató el viernes de esta irregularidad, tomó fotografías desde el exterior de la infraesetructura sanitaria de Gandia y las distribuyó este fin de semana por las redes sociales. En las instantáneas se aprecia cómo los biocontenedores habían viajado en el remolque de un camión Piagio desde la capital de la Valldigna hasta el hospital comarcal.

Las muestras no iban en la cabina, sino en el remolque trasero. Los contenedores estaban expuestos a las vibraciones, a la luz y compartían habitáculo con herramientas y enseres que utiliza la brigada municipal de la Vall en sus trabajos diarios. Según ha podido saber este periódico, las analíticas se están transportando de esta manera desde principios de verano.

En el centro de salud de Tavernes confirmaron a LAS PROVINCIAS que las muestras orgánicas se entregan en contenedores a los operarios municipales, que son los encargados de llevarlas hasta Gandia. «Cuando entregamos los análisis entendemos que van a ir en un vehículo adecuado, como habitualmente se ha hecho», afirman.

Desde el centro hospitalario de la Ciudad Ducal aseguraron que esa no es la forma correcta de transportar las muestras. Lo habitual, agregaron, es que lleguen en el interior de un turismo climatizado y no en un remolque, por lo que preguntarán sobre los hechos al consistorio. El edil responsable de la brigada municipal, Josep Llàcer, asegura que las muestras se llevan en una furgoneta especial, junto al conductor, dentro del habitáculo del coche y por un operario específico.

Llàcer dijo que los hechos ocurridos podrían deberse a que el vehículo habitual o el operario no estuvieran operativos. «El sentido común de los trabajadores hace que se transporte adecuadamente. Pediremos un informe de los hechos para ver si ha habido una mala práctica».

Con el transporte de analíticas a través del ayuntamiento se evita que los vecinos se tengan que desplazar hasta Gandia para hacerse un simple análisis o tomar muestras biológicas. «Pero la forma de llevar las analíticas en el Piagio es inadmisible y nada recomendable», según la infraestructura sanitaria de la capital de la Safor adscrita a la Conselleria. Desde hace años los análisis de Tavernes, que recogen también los de Simat y Benifairó, se efectúan en la Vall. En un principio era Cruz Roja la encargada de hacer el traslado hasta Gandia, pero el convenio entre el consistorio y la ONG varió y el transporte de analíticas los efectuaban operarios del consistorio.

En Tavernes jamás se habían transportado los análisis en remolques; siempre se había hecho en el interior de los vehículos que se destinaban para ese servicio. Los biocontenedores aíslan lo que llevan en su interior, pero no es conveniente que estén expuestos a la luz solar o a otros factores que podrían alterar las muestras.