Vecinos de la urbanización Los Lagos de Alginet denuncian cortes de agua potable

Vista parcial de la urbanización Los Lagos de Alginet. :: lp/
Vista parcial de la urbanización Los Lagos de Alginet. :: lp

Los propietarios piden al ayuntamiento que retire la concesión a la empresa del suministro por no hacer caso a sus reclamaciones

MANUEL GARCÍA ALGINET.

Los vecinos de la urbanización Los Lagos de Alginet denunciaron que durante el pasado mes de agosto se han producido «varios cortes de importancia en el suministro de agua» que han venido a unirse a los sufridos en los últimos años.

«Ni siquiera se molestan en avisar a los vecinos o, al menos, a las entidades que nos representan. No podemos ni acudir a un teléfono o página web donde dejar constancia de las incidencias, quejas o reclamaciones», señaló una vecina. «Esta situación se repite constantemente año tras año y con mayor incidencia en la época estival», relató.

Los dos últimos episodios, ocurridos los días 20 y 24 del pasado mes han acabado con la paciencia de la Sociedad Civil Particular. Su presidenta, Rosa Fina Ibor, ha presentado un escrito en el ayuntamiento en el que pide que se le retire la concesión efectiva de este servicio a la mercantil Gestión Conjunta de Abastecimientos SL.

Otra de las quejas vecinales se refiere a la falta de inversión para sustituir el «obsoleto material de las instalaciones, todo ello en perjuicio de la prestación del servicio, pero también en perjuicio del acuífero y del medio ambiente». Y es que las fugas de agua son nota común en toda la urbanización, «agua que se pierde de modo absurdo siendo un bien tan preciado por lo escaso, y que además se dice por la empresa que hay riesgo de agotamiento del acuífero», algo que no creen los vecinos. También denunciaron que la empresa no remite facturas desglosadas a los usuarios «pese a ser su obligación».

Los vecinos de esta urbanización, que acumula alrededor de 800 chalés y entre 2.000 y 3.000 residentes durante todo el año, también denunciaron otro incidente después de que un camión «de la recogida de basura rompiera un cable de la luz», señaló Ibor.

Esta situación provocó una subida de la tensión e hizo que el cable quedara en el suelo «hasta que la Guardia Civil ordenó a la empresa que lo retirara». De este modo, «algunos electrodomésticos se han quemado y otros han visto cómo se les ha estropeado el producto que tenían en neveras y congeladores», explicó la presidenta del citado colectivo.

Por otra parte, más de cien vecinos han unido sus firmas a la petición, sostenida desde este colectivo, de que se siga el proyecto de 1996 y se ejecute la sentencia sobre la urbanización.

Cabe recordar que el pasado mes de marzo el pleno aprobó la remisión, tras una sentencia, al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana del proyecto de 2007, decisión que contó con los votos favorables de los cuatro grupos del equipo de gobierno (PSPV, Socialistes d'Alginet, Idea y Bloc) y el rechazo de PP y Gent d'Alginet.

Varias decenas de vecinos de la urbanización posaron frente a la puerta del ayuntamiento con una pancarta en la que denunciaban la eternidad de este proceso. Posteriormente, subieron al salón de plenos donde aplaudieron las intervenciones tanto del PP como de Gloria Arnandis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos