Cheste, un proyecto en tierra firme

Cheste, un proyecto en tierra firme

Durante meses, estuvo decidido que la Universidad Laboral se ubicara en el Racó de l'Olla. Para explicar por qué el proyecto emigró a Cheste hay que recurrir a la inteligencia y el sentido común del arquitecto del proyecto, el maestro Fernando Moreno Barberá, que ponderó que la parcela era pequeña y la zona, húmeda y poco saludable. Además, la complejidad de construir sobre pilotes, en un terreno arenoso o lacustre, haría crecer el presupuesto en unos 100 millones de pesetas. Moreno Barberá levantó en Cheste un complejo grandioso, inaugurado por el general Franco en junio de 1970. Baste decir que el auditorio, capaz para los 5.000 alumnos, es mucho mayor y más capaz que el Palau de les Arts. La parcela que se edificó, de secano y suelo firme, era cinco veces mayor que la de la Mata del Fang: 600.000 m2 los aportó el Ayuntamiento de Cheste y otros 900.000 fueron adquiridos por las Mutualidades. Construyó la empresa Agromán con un presupuesto base de 656 millones de pesetas.

El suelo cedido fue destinado después, en los años setenta, a Hipódromo. En la actualidad, las antiguas caballerizas albergan el centro municipal de Interpretación del parque natural del Lago de la Albufera. Gran parte de la parcela ha sido rehabilitada a su estado natural.