Vecinos de Buñol paralizan un tren para ir a comer la mona

El maquinista ha detenido el convoy y ha sido necesaria la presencia de la Guardia Civil para impedir el paso hacia el Roquillo

EFE

Un tren regional de Renfe ha permanecido parado durante cerca de una hora en Buñol (Valencia) porque la vía ha sido ocupada por vecinos del municipio que celebraban la tradición de tomar la mona, y el maquinista se ha negado a reanudar la marcha hasta la Guardia Civil la ha despejado.

Fuentes de Renfe han informado a EFE de que el maquinistas del tren, que había salido de Madrid y tenía como destino Valencia, ha decidido parar cuando ha visto que había "mucha gente cerca de la vía, cruzando e invadiendo la zona".

Ha llamado entonces al teléfono de Emergencias 112 y ha requerido la presencia de la Guardia Civil para despejar completamente la zona y dejar que el tren siguiera la marcha.

El alcalde de Buñol, Rafael Pérez, ha explicado a EFE que hoy se celebra en Buñol la tradición de "pasturar la mona" y entre 4.000 y 5.000 vecinos del municipio acuden al paraje natural del Roquillo.

Los vecinos celebran esta tradición en la fuente y paraje del Roquillo, situados bajo el puente ferroviario por donde pasa el tren, y algunos de ellos pasan por los laterales del puente arrimándose o se espera a que pase.

"En más de cien años de tradición ningún tren se ha parado y no ha habido ningún accidente, el tren pasa sobrado, pero al parecer el maquinista se ha asustado y no ha querido seguir la marcha", ha explicado Rafael Pérez.

Finalmente, agentes de la Policía Local de Buñol y de la Guardia Civil que se han desplazado hasta el lugar han despejado la vía y el tren ha podido seguir la marcha hacia Valencia.

 

Fotos

Vídeos