Un inspector de Policía Local crea un sistema de bloqueo de armas de fuego

Impide su robo y reduce riesgos para los agentes y los ciudadanos

EFEvalencia

Un inspector de la Policía Local de Paiporta ha desarrollado un nuevo sistema de seguridad para bloquear armas de fuego que impide su robo y reduce riesgos para los agentes y los ciudadanos.

El nuevo sistema, patentado por la empresa M3 Internacional, con sede en Xirivella y bautizado con el nombre de SIR (Sistema Integral de Retención), "ve la luz después de años de trabajo", según informa la empresa en un comunicado.

El objetivo, añade, es "impedir el robo de armas y reducir el riesgo al que diariamente se exponen usuarios y ciudadanos de todo el mundo".

"El proyecto nace con la denominación de origen valenciana con la intención de revolucionar el mercado armamentístico a nivel nacional e internacional y, lo más importante, reforzar la seguridad de una sociedad desgraciadamente más amenazada", asegura la empresa.

Añade que los últimos atentados terroristas y el incremento de acciones policiales a lo largo de los últimos años "ha disparado la obligatoriedad de evolucionar en la industria armamentística" y la Comunitat Valenciana "ha respondido a esa necesidad aportando su granito de arena con la nueva tecnología SIR".

SIR es nuevo prototipo de cordón de seguridad que mantiene unida la pistola al cinturón mediante un cable retráctil de acero, lo que evita el robo de un tercero, la caída o la pérdida del arma durante una intervención y garantiza un nivel de seguridad de retención al arma superior al resto de tecnologías, según las fuentes.

Está construido para aguantar una resistencia superior a 30 kilogramos de tracción y permite actuar con total libertad sin que eso afecte a la calidad, rapidez y precisión del usuario en cualquier acción.

Además, permite interactuar con el arma impidiendo que el agresor pueda manipularla a su antojo o desplazarse para la protección o la utilización de rehenes.

Eugenio Martínez, 'padre' de SIR y actualmente Inspector de la Policía Local de Paiporta, ha explicado que este sistema tiene ventajas respecto a otros mecanismos más antiguos.

"Ante una agresión garantiza que el arma esté siempre en contacto con la mano y no nos la pueden arrebatar y eso nos da garantías de seguridad", ha explicado Martínez, que recuerda que en España, alrededor de 240.000 personas portan armas a diario entre componentes de fuerzas y cuerpos de seguridad.

Por ello, considera que este sistema "además de aconsejable, debería ser obligado. Es necesario porque garantiza la seguridad, cómodo porque no genera inconveniente en la persona que lo porta y fiable en su uso".

SIR es ya un sistema protegido como modelo de utilidad en la Oficina española de Patentes y Marcas (OEPM) y su precio inicial de venta es de 49,95 euros para España.