Marco reedita el pacto del Grao con Podemos y Compromís para la alcaldía de Castellón

La primera edil de la capital de La Plana repite en el cargo y fija la nueva legislatura como «la del despegue de la ciudad»

S. P.

castellón. La socialista Amparo Marco fue reelegida ayer como alcaldesa de Castellón por mayoría absoluta tras conseguir el apoyo de 15 concejales (la suma de los de su grupo, Compromís y Unides Podem-Castelló en Moviment-Esquerra Unida), y, en su discurso de toma de posesión, prometió a los castellonenses que no les va «a fallar» en un segundo mandato que supondrá «el despegue de la ciudad».

La alcaldesa obtuvo 15 votos que le otorgan mayoría absoluta, después de que la noche anterior se sellara el acuerdo de Gobierno entre las tres fuerzas de izquierdas con representación en el consistorio de la localidad. Durante el recuento de votos, se registraron 4 papeletas en blanco que generaron sorpresa, y que correspondían a los votos de Ciudadanos.

Según explicaron fuentes del partido, el cabeza de lista, Alejandro Marín-Buck, fue considerado entre los candidatos para ser elegido alcalde, aunque su intención era no presentarse al cargo y votar en blanco, junto a sus tres compañeros, como finalmente hicieron.

Tras prometer en valenciano su cargo como primera edil, Marco agradeció a los vecinos que eligieron al PSPV el 26 de mayo y que convirtieron al partido en la fuerza más votada después de 32 años. La alcaldesa pidió que se destierren los discursos de «la demagogia y de la tergiversación de la verdad» e instó a «avanzar y no retroceder y ser respetuosos desde la discrepancia política». Marco aseguró que el próximo mandato, la legislatura número 11 de este Ayuntamiento, es el del «despegue de la ciudad» y pidió a los castellonenses que se abrochen «los cinturones, porque vamos a volar tan alto como los sueños de esta ciudad».

En el turno de palabra de los grupos políticos, Rafa Simó (PSPV) señaló que estamos «ante un tiempo de menos guerra de sillones y más pactos que nacen de la diversidad» y aseguró que la reedición del Pacto del Grao es «un buen acuerdo para la ciudad de Castellón» y con el que la ciudad «seguirá siendo progresista y gracias a Marco seguirá siendo socialista».

Por su parte, Ignasi García, de Compromís dijo que su formación será «garantía» para que Castellón, «sea una ciudad de derechos y oportunidades» a través del «diálogo, la palabra» y con «tolerancia, democracia, libertad y justicia», valores, expresó, «en peligro cada día por la confrontación, el odio, y la división que buscan la eliminación del diferente y de la diversidad». Fernando Navarro, de Podemos, aseguró que la confluencia trabajará para continuar con el cambio.