Saltar Menú de navegación

Castellón

Hemeroteca |
VALENCIA - ALICANTE - CASTELLÓN | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

Especial 3

110.º ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE REGINO MAS, EL MAESTRO QUE CONSTRUYÓ MÁS DE 70 MONUMENTOS FALLEROS Y OSTENTA EL RÉCORD DE 14 PRIMEROS PREMIOS EN LA SECCIÓN ESPECIAL
13.03.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un Artista Genial
Regino Mas en 1954, en la tribuna del Ayuntamiento, recoge el estandarte del premio extraordinario de todas las categorías.
El mítico maestro Regino Mas vio la primera luz un 25 de abril de 1899 en la localidad de Benifaió y fue bautizado en la parroquia de San Pedro Apóstol; fecha de la que este año se conmemora el 110.º aniversario de su nacimiento.

El maestro Regino Mas falleció en Valencia en 1969, como consecuencia de una lamentable caída desde un andamio en su taller de Benicalap, según sus biógrafos. Con su fallecimiento las fallas cerraron una de sus más brillantes etapas, en la que el genial artista, gracias a su arte y humor, dio un fuerte impulso a la fiesta, aportando nuevas formas que hicieron del monumento fallero un arte de alta calidad, sin abandonar su consustancial sentido crítico.

A Reginet, como así le llamaban sus condiscípulos de la Escuela de San Carlos de Valencia, las fallas le atraen aunque en un principio tuvo que alternar el oficio de pintor junto a su padre con el de aprendiz del escenógrafo Vicente Pastor. Su ilusión por las fallas se materializa de la mano de su amigo y compañero Enrique Guillot, al que ayuda en la realización de una falla para la plaza del Ángel.

El artista debuta en solitario en el año 1918, plantando una falla en el antiguo Mercado de Ruzafa bajo el lema "El libro de las mil y una noches", por la que Regino Mas cobró alrededor de 300 pesetas. En esta su primera falla el artista no tuvo suerte ya que un fuerte vendaval se cebó en su trabajo y produjo grandes destrozos en la falla.

Sin embargo, el artista no se desalienta y continúa con otros trabajos menores pero siempre alrededor de la falla. El primer premio le llega en el año 1921 con la comisión de la plaza del Doctor Collado, en la que satiriza la convivencia laboral entre el Ayuntamiento y los barrenderos. Regino Mas plantó falla en la plaza del Doctor Collado en los años 1924 titulada "Cencerradas" y en el 1929 bajo el título de "Los siete feos".

A partir de ese momento el artista comienza a cosechar premios con las fallas de las calles Sorní, Espartero, Pintor Salvador Abril y Mercado de Colón, donde satiriza con gracia los temas de la actualidad valenciana. Su primer gran éxito lo obtiene en 1932 con el monumento fallero de la plaza de San Jaime; monumental falla en la que critica los concursos de belleza. Para esta falla construyó una enorme figura de la Venus de Milo, perfectamente reproducida, que le valió el primer premio otorgado por el Ayuntamiento. En el año 1934 a propuesta de Regino Mas se crea el "Ninot indultat" y la exposición del ninot se sitúa en los bajos del Mercado Central. Era la primera exposición. En 1936 planta tres fallas en la plaza Lope de Vega; en la calle San Vicente y en el barrio de Patraix. En este mismo año el artista pertenece a la sección de Art Popular de l'Aliança per la defensa de la Cultura.

Después del paréntesis de la guerra civil, se inicia la más esplendorosa etapa artística de Regino Mas, plagada de premios y, sobre todo, de reconocimientos.

En el año 1941 vuelve a la plaza de San Jaime. Su trabajo comienza a marcar una evolución artística, en la que las grandes dimensiones del catafalco las combina perfectamente con el ingenio y la sátira, sin que ello transgreda el aire sobrio y digno que imprime en la obra. Para el recuerdo el grupo indultado de Miguel Ligero e Imperio Argentina; las fallas de la calle de Ribera, Lope de Vega, para la entonces denominada plaza del Caudillo, la primera del famoso "So Quelo" y calle de las Barcas.

Sus mejores fallas se inician en el año 1944 en la plaza del Mercado Central. Es el año del grandioso Moisés. En 1946 planta de nuevo en la plaza del Mercado una fantástica falla titulada "La negociología". La última falla que Regino Más hizo para la comisión del Mercado Central fue la titulada "La vaca lechera y el fútbol". Esta falla fue calificada como histórica y de proyección futura.

Con las fallas plantadas en la plaza del Mercado, Regino Mas alterna la sección Especial con la primera sección, como la que plantó en 1949 en la calle de Convento Jerusalén de socarrona e intencionada sátira acerca del mundo del toro. El artista viaja a Santo Domingo para construir numerosas instalaciones para la llamada Feria de la Paz. Pasados dos años regresa a Valencia y a su taller donde construye su última falla en 1958 para la comisión de Convento de Jerusalén, bajo el lema "Sobre ruedas".

Retirado del trabajo diario, no abandona las fallas y promueve uno de sus sueños: la Ciudad del Artista Fallero, gremio del que fue durante 22 años su Maestro Mayor.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS