Loa para ganarsea Avdalovic

Fotis Katsikaris es más listo que el hambre. Sabe que ahora mismo el punto débil de su equipo es Vule Avdalovic. No es que el serbio esté jugando mal, tampoco está muy boyante, pero debe ser capaz de asimilar la posición recesiva en la que se encuentra. Con la llegada de Williams el balcánico ha tenido que asumir un papel secundario. Ayer tardó 14 minutos en pisar parquet. No estuvo muy lúcido. Sin embargo, su entrenador se deshizo en alabanzas sobre su trabajo defensivo para ganárselo, para cortar el posible debate.