Músicos de polos opuestos

Laura Val interpreta ‘Intense’ junto a Flowtizta./
Laura Val interpreta ‘Intense’ junto a Flowtizta.

Una flautista, una pianista, una violinista y una chelista unen sus fuerzas a un Dj, un programador, un percusionista y un 'beatboxer' para interpretar una sinfonía de contrastes

REDACCIÓN

La idea y las composiciones ya estaban ahí pero fue un 'casting' realizado entre los alumnos del Conservatorio del Liceo de Barcelona el que acabó por prender la mecha del proyecto 'Fuego & Hielo'. "Supongo que estaban buscando una buena ejecución y también algo de presencia, al fin y al cabo luego iban a grabarse varios vídeos", relata Laura Val Bordes, una pianista de 29 años que acaba de concluir el grado superior en el conservatorio de música catalán y que, tras interpretar un breve fragmento, fue seleccionada, junto a otras tres compañeras, para participar en la Orquesta Carte Noire.

¿El objetivo? «Poner una banda sonora a una café, con diferentes esencias, colores y texturas», explica el productor y músico Carlos Jean que, junto a Benjamin Davies, jefe de Composición de la escuela, ha compuesto cuatro piezas contemporáneas y vanguardistas inspirándose en los contrastes e intensidades de las cuatro variedades de café que la marca acaba de presentar en España. Sinfonías que fusionan la música clásica con los estilos urbanos y que adquieren especial significado cuando se interpretan las cuatro a la vez.

A Ariadna Ferrer Lozano, una joven de 26 años que lleva tocando la flauta travesera desde los 8 años, le tocó interpretar 'Délicat', junto a Santi Vaamonde, que se encargó de programar las bases. "Estuve a punto de no presentarme al 'casting'. Supongo que me daba vergüenza", reconoce tras enfrentarse a otras siete candidatas. Pasados los primeros miedos, Ariadna cambió de opinión: "No había hecho nada así y creo que ha quedado súper chulo". A pesar de llevar tantos años en el conservatorio, Ariadna dice admirar "profundamente" a la gente que, como Santi, es capaz de elaborar música y sonidos programando máquinas.

La variedad más suave, 'Elegant', quedó a merced de las delicadas manos de la chelista Andrea Amador Nores y de la audacia de DJ Chavez. El atípico dueto dio lugar a una fusión musical sorprendente y sofisticada que el artista a los platos se encarga de explicar con palabras: "La mezcla de sonidos groove con el chelo da un toque callejero a la vez que elegante".

Más abrupta y visceral es la pieza 'Aromatique', interpretada al alimón por la violinista Blanca Coll Pons y el percusionista Didac Fernández. Para él, la experiencia de grabar con músicos de conservatorio «siempre es enriquecedora» porque te da "calidad, técnica, esfuerzo". Y va más allá: "Hacen que los instrumentos hablen por si solos y al mezclarlo con lo urbano surge el respeto por la interpretación clásica y el desparpajo por lo étnico y urbano".

'Intense' fue la pieza que ejecutó Laura junto a Flowtizta, un joven capaz de hacer sonidos increíbles con la boca. "Fue una experiencia muy divertida. Íbamos un poco a ciegas pero a ambos nos sorprendió mucho lo que era capaz de hacer el otro y mientras lo estábamos interpretando tenía la sensación de que todo iba a encajar perfectamente". Ahora la pregunta es, ¿refleja la pieza el sabor del café? "Hombre, es algo subjetivo pero en mi caso yo creo que sí", resume quien está "deseando" volver a repetir una experiencia similar. "No me lo pensaría dos veces", concluye.

No es para menos. El resultado final, con la fusión de los cuatro duetos, inspirados en las cuatro variedades de café Nº3 Elégant, Nº5 Délicat, Nº7 Aromatique, Nº9 Intense-, en una única pieza, es de los que deja huella. Fire & Ice Carte Noire Symphony refleja fielmente la experiencia de las cuatro variedades de café Carte Noire en su conjunto, mezclando lo clásico y lo urbano para dar vida a unas texturas sonoras completamente nuevas y sorprendentes. Lo mejor, sin duda, es verlo en todo su esplendor visitando www.cartenoire.es/fuego-and-hielo-music-project

 

Fotos

Vídeos