El secreto para elaborar buen café

El secreto para elaborar buen café

René Monnier creó, por los años 70, un café de lujo vestido con una «etiqueta negra» y elaborado con el mejor arábica para que todo aquel que lo probara se hiciera fiel a su Carte Noire

REDACCIÓN

El inconfundible aroma y sabor de una buena taza de café -segunda bebida más consumida en el mundo- hace volar la imaginación y convierte el momento en una verdadera experiencia para el recuerdo. René Monnier, sabedor de todo eso creó, por los años 70, un café de lujo, vestido con una «etiqueta negra» y elaborado con el mejor arábica para que todo aquel que lo probara se hiciera fiel a su Carte Noire.

Años después -este café de fabricante francés- es un referente gracias a su elevada calidad, cuidadosa elaboración y escogido grano pero ¿cuál es el verdadero secreto de su fórmula?

Carte Noire ha perfeccionado su técnica para captar lo mejor de los aromas y los sabores, y crear una gama de deliciosos cafés. Un grupo de expertos seleccionan cuidadosa y rigurosamente los mejores granos de las regiones cafeteras más distinguidas del mundo en su mayoría de Asia, África y Latinoamérica, zonas donde el grano se cultiva y prepara a mano siguiendo las tradiciones más ancestrales.

El tostado, un momento crítico

Una vez seleccionada la materia prima de mejor calidad, los maestros tostadores de Carte Noire combinan cuidadosamente el grano para crear exquisitos cafés. Uno de los momentos más críticos para conseguir un café de primera calidad es precisamente el proceso de tostado, momento que controlan los maestros tostadores sabedores del gran secreto de Carte Noire: el tostado a «Fuego y hielo» un proceso que ayuda a capturar lo mejor de los sabores y los aromas.

Según explican desde la compañía, «del mismo modo que el hielo extingue el fuego, una ráfaga de agua fría acaba al instante con el proceso de tostado y consigue la intensidad y el aroma perfectos de Carte Noire». Este extremo cambio de temperatura permite capturar los aromas y los sabores idóneos para conseguir un café de primera calidad.

En el último instante posible y con la intención de conservar la integridad de los aromas, se realiza el proceso de molido y preparación.

Así, aunando calidad de materias primas y un extraordinario proceso de elaboración se consigue un café de lujo con un aroma y sabor exclusivos que hacen las delicias de los mejores cafeteros desde hace más de 30 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos