Nazaret reivindica la cesión de solares portuarios a la ciudad

P. M.

valencia. La biblioteca municipal del barrio de Nazaret, en el número 35 de la calle Fontilles, acoge mañana una exposición y una mesa redonda sobre las relaciones entre el Puerto y esta zona del Marítimo, donde la asociación de vecinos reclamó ayer la cesión a la ciudad de los solares portuarios, como primera medida del proyecto de regeneración. Se trata del antiguo recinto del Benimar, el solar que ocupaba la fábrica Moyresa y los terrenos que rodean Marazul, un edificio construido en el mismo lugar que ocupó un balneario.

Esa fue la petición que ayer hizo pública el portavoz de la asociación de vecinos, Julio Moltó, al hilo de la celebración de la jornada, donde se ha previsto la asistencia de Sandro Pons, asesor del alcalde Joan Ribó en materia de urbanismo.

Moltó consideró que la cesión de las parcelas se justifica igual a lo que ocurrió en su día en la dársena interior. El presidente del Puerto, Aurelio Martínez, se ha mostrado favorable a modificar unos viales y una rotonda para alejar estas infraestructuras de Nazaret, aunque «queremos ver el acta de esa reunión», matizó el dirigente vecinal.

La hoja de ruta de la asociación de vecinos está compuesta por la transformación del último tramo del viejo cauce, para que salga al mar a cielo abierto. Otro de los puntos es que «el Puerto no acerque más sus carreteras y su tren al barrio, y que el camino de la Punta al Mar no se convierta en un nuevo acceso a los muelles». Algunas de estas peticiones han sido asumidas por la Autoridad Portuaria, aunque los residentes quieren ver cómo se desarrollan las propuestas. Por último, otra de las obras que reclaman es «un gran pulmón verde que proteja al barrio de un puerto que nos quitó la playa en 1986», con la ampliación.

 

Fotos

Vídeos