El Zaragoza trunca la buena dinámica del Elche con un tanto de Linares

Los de Pacheta pueden igualar después del tanto inicial de los maños, pero la falta de acierto en los metros finales propicia la derrota en La Romareda

EFE ZARAGOZA.

El Zaragoza logró una importante victoria para alejarse hasta siete puntos de la zona de descenso, después de cuatro jornadas sin lograrla, aunque el equipo maño renunció para ello a su estilo alegre de juego por uno más práctico.

Por contra, la derrota corta la racha positiva del Elche que había acumulado cuatro jornadas sin perder y al que en La Romareda le faltó acierto en el remate para haber obtenido algo positivo ya que ni en juego ni en ocasiones fue inferior a los propietarios del terreno.

En un partido aburrido y con escaso fútbol la suerte del mismo se resolvió gracias al tanto marcado por Miguel Linares en el minuto 5, ya que ninguno de los dos equipos fue capaz de acertar en el resto de la contienda con las escasas ocasiones que tuvieron, que llegaron casi todas en la primera mitad.

Especialmente en la segunda parte el empuje del equipo alicantino hizo recular al Zaragoza, que buscó sobre todo no cometer errores atrás e intentar alguna contra letal para cerrar el partido aunque esta nunca llegó.

Al conjunto aragonés se le puso el partido de cara nada más comenzar ya que en el minuto 5 se había adelantado gracias a un preciso centro de Pep Biel que ganó línea de fondo previamente y que se lo puso en la cabeza a Miguel Linares para que no tuviera más que empujarla.

Sin embargo, el conjunto ilicitano supo reaccionar bien y en el siguiente cuarto de hora mereció el empate con tres acciones claras de gol en los minutos 6, 18 y 21, especialmente las dos últimas con un remate de cabeza de Yacine Qasmi a la base del poste y una gran parada de Cristian Álvarez, con el cuerpo, a bocajarro a disparo de José Antonio Fernández «Josan».

En el inicio del segundo periodo los visitantes volvieron a presionar a un conjunto maño que pasó apuros en salida del balón nuevamente pero el Elche no era capaz de finalizar las jugadas en condiciones.

Sin pegada

Los visitantes dominaban pero sin pegada y el conjunto local no sufría pero tampoco era capaz de enlazar contras. Sólo una llegó con peligro a la meta de Edgar Badía, en el minuto 72, con un remate de Linares que se marchó junto al palo.

El resto fue una incapacidad continua de unos y otros de la que salió beneficiado el Real Zaragoza que era el que iba ganando.