La Vila desaloja tres viviendas del casco antiguo por el desprendimiento de una pared

E. P.ALICANTE.

El Ayuntamiento de la Vila Joiosa (Alicante) ha decidido desalojar tres viviendas del casco antiguo después de que se produjera un desprendimiento de una pared de mampostería de la calle del Pal a causa de las fuertes lluvias que han caído estos días.

La DANA descargó una fuerte tormenta eléctrica que llegó a dejar 35 litros de agua por metro cuadrado en menos de 40 minutos y desprendió parte de una de las paredes de mampostería que aterrazan la cara occidental de la calle del Pal. Así lo comunicaron fuentes del consistorio a través de un comunicado.

Bomberos, técnicos de urbanismo, el alcalde, el concejal de Urbanismo, la concejala de Seguridad y la concejala de Bienestar Social inspeccionaron ayer la zona para determinar los daños y tomar las medidas oportunas. Ante la situación, se determinó el desalojo de estas tres viviendas y se clausuró la zona.

La acumulación de agua provocó el desprendimiento de parte de una de las paredes de mampostería que aterrazan la cara occidental de la calle del Pal.

El desprendimiento dejó a la vista las someras paredes, de varios metros de altura, pero de escaso grosor y consistencia, que se levantaron desde el siglo XVIII para formar terrazas en la trasera de las casas de la calle Costereta. No forman parte de la muralla, que en esta parte se destruyó a comienzos del siglo XVIII, durante la Guerra de Sucesión (1701-1713).

Por su parte, la concejalía de Urbanismo ordenó reiniciar por vía de urgencia las obras de esta zona, una vez pasen las lluvias. «La tormenta de esta noche -viernes- ha sido muy fuerte. Por suerte no tenemos que lamentar daños personales, solo materiales, a los que se pondrán medidas cuanto antes. Pero como la seguridad es lo más importante, nos hemos visto obligados a desalojar a estas familias y reubicarlas», comentó el alcalde, Andreu Verdú. Y continuó: «En cuanto los técnicos consideren que pueden volver a sus casas, volverán».