Traoré quiere ser protagonista en el Hércules y lograr el ascenso

Moha Traoré posa en el césped del estadio Rico Pérez en su presentación. / hércules cf
Moha Traoré posa en el césped del estadio Rico Pérez en su presentación. / hércules cf

El jugador asegura tener hambre de fútbol y recalca que apostó por Alicante por ser un club histórico y con ganas de hacer algo grande

B. CLIMENTALICANTE.

Moha Traoré nunca ha jugado en el Rico Pérez pero tiene claro el perfil de club al que ha llegado. El extremo buscaba un proyecto ambicioso y no dudó en aceptar la oferta del Hércules cuando recibió la llamada de Javier Portillo.

«En enero el Hércules ya fue una posibilidad, me gusta el proyecto y es un club muy grande. Además conozco el trabajo de Planagumà. Esa combinación me ha ayudado a decidirme», aseguraba el jugador.

Aunque recalca que hay otro motivo muy importante. «Vengo con hambre de fútbol y que mejor sitio que en el Hércules que también tiene hambre después de quedarse en las puertas del ascenso», sentencia.

Se define como un jugador potente y que va a los espacios y suele actuar por la banda derecha.

«Creo que mi físico m ayuda a ganar la pelea con los defensas contrarios. Lo importante es jugar, no tengo una preferencia clara por el puesto, aunque de extremo he jugado más veces», explica.

Moha Traoré se ha encontrado «una plantilla muy unida, el vestuario es muy bueno», aunque advierte que «el Grupo III es muy complicado, lo conozco bien. Igual un día juegas en un gran campo como el del Lleida y luego tienes que ir a Cornellà. La clave es tener concentración total en cada minuto de todos los partidos».

Su hermano, Adama Traoré, triunfa en la Premier, dice que le consultó y le aconsejó que apostará por el Hércules. Sobre todo recalca que está muy convencido de que en Alicante va a recuperar su mejor nivel.

Javier Portillo, el director deportivo, lo definió como un «extremo vertical y potente. Crecemos y mejoramos ese puesto con él», destacó. Además quiso poner el acento en que «con Moha se rejuvenece un poco más la plantilla». Ese es uno de los objetivos del verano bajar la media de edad global de la plantilla del Hércules.

Con la llegada de Moha Traoré y Alejandro Alfaro el Hércules completa su ataque. De la campaña anterior de perfil ofensivo continúan Juli, Jona, Jesús Alfaro, Carlos Martínez y Benja Martínez.

Sin embargo, esta relación no será la definitiva para el ataque. El Hércules tiene claro que al menos va a incorporar un extremo izquierdo nuevo. Lo que implica tener que dar una baja al tener todas las fichas profesionales ocupadas.

El club ya le ha comunicado esta situación a Juli Cerdá. El futbolista sabe que no cuenta para el proyecto y esperan alcanzar un acuerdo satisfactorio para las dos partes. El jugador tiene muy buen cartel y varios conjuntos de la zona están interesados en hacerse con sus servicios a corto plazo.

Más complicado es definir el nombre del sustituto. El cuerpo técnico está atento a los descartes de los equipos de Segunda División. En ese apartado aparece el alicantino Borja Martínez. Actualmente está en el Elche, Pacheta podría descartarlo y en ese caso el Rico Pérez podría ser su destino. Ya jugó en el Hércules en edad juvenil.