El temporal de viento arrastra veinte toneladas de algas a la Almadrava

La Almadrava ya presentaba ayer por la mañana su aspecto habitual tras la retirada de las algas. / l. p.
La Almadrava ya presentaba ayer por la mañana su aspecto habitual tras la retirada de las algas. / l. p.

Los operarios de limpieza trabajan durante toda la noche para frenar la llegada de plantas y dejar la playa en perfecto estado

C. C. ALICANTE.

El temporal de viento de poniente que sufrió Alicante el pasado viernes causó el arrastre de más de 20 toneladas de algas a la costa de la capital alicantina. Los operarios del servicio de limpieza tuvieron que emplearse a fondo durante la madrugada del sábado para retirar las algas que se concentraban en la playa de la Almadrava.

Con ayuda de una pala excavadora y camiones de gran capacidad fue necesario realizar una doble limpieza dado que las olas no dejaban de arrastrar algas una vez limpiada la arena.

Según fuentes municipales, fue una noche difícil para el servicio de limpieza de playas. El mar no paraba de arrojar algas que se acumulaban en las orillas. Los operarios empezaron a trabajar pasada la media noche y el trabajo obtuvo su recompensa porque la playa presentaba ayer por la mañana su mejor aspecto.

Después de una primera recogida y rastrillado de la arena con ayuda de una pala excavadora, un camión volquete y los tractores de rastrillado, los operarios tuvieron que realizar una segunda acción ya amaneciendo al comprobar que las olas seguían arrastrando gran cantidad de algas hasta la orilla. Al final y después de más de ocho horas de intenso trabajo la playa quedó en perfecto estado de uso. Los trabajadores retiraron las algas de la orilla y las pusieron a secar en montones para facilitar su traslado. Serán retirados durante la próxima semana.

El alcalde, Luis Barcala, en plena campaña electoral, felicitó a los operarios por esta actuación y por su responsabilidad al tener que realizar una doble recogida de algas para que las playas puedan lucir en sus mejores condiciones. «Han demostrado gran profesionalidad, un sentido del deben encomiable y su compromiso con la ciudad de Alicante y los alicantinos que saben que las playas son uno de sus tesoros más apreciados». El primer edil recordó que el cambio del tiempo en la península, con bajada de temperaturas está provocando que el mar venga algo más revuelto y que se produzcan, como es habitual durante la primavera, la aparición frecuente de algas en las playas. También señaló que «los servicios de limpieza son conscientes de esta situación y se emplean a fondo para retirarlas antes de la llegada de los usuarios a las playas, por lo que merecen nuestro reconocimiento».

«Ya lo hicieron durante el último temporal hace unas semanas antes del puente del primero de mayo, que todas las playas de Alicante aparecieron con algas y con movimientos de arena. En pocos días ya tenían su estado habitual para ser disfrutadas en perfectas condiciones por los vecinos y visitantes», concluyó el alcalde.