El Supremo confirma el derribo de dos torres de Benidorm con 168 viviendas de lujo

Las torres de Gemelos 28, en Punta Llisera, ubicadas en zona de servidumbre marítimo terrestre con la bahía de Benidorm de fondo. :: /mario ayús
Las torres de Gemelos 28, en Punta Llisera, ubicadas en zona de servidumbre marítimo terrestre con la bahía de Benidorm de fondo. :: / mario ayús

El Consell deberá hacer frente a 180 millones para demoler los rascacielos e indemnizar a los dueños, que compraron pisos de hasta 700.000 euros

ARTURO CHECAAlicante

José María Pérez hace una visera con la mano para protegerse de un riguroso sol otoñal y del brillo de las aguas de la bahía de Benidorm mientras levanta la vista hasta la cima de Gemelos 28. Apenas vislumbra el final de los 22 pisos de alto del coloso con 168 apartamentos de lujo. Mientras, con la otra mano se acaricia la barbilla dubitativo. «Es una barbaridad que el Consell se tenga que gastar más de 100 millones en la operación de demolición para que después las torres se puedan volver a levantar cuatro metros más atrás». Él es uno de los residentes desde hace años de dos de los edificios mellizos más emblemáticos de Benidorm, el epicentro de una sentencia que ha conmocionado a los vecinos y ha supuesto otro terremoto político entre la actual Generalitat y el anterior Consell.

Con el rechazo del Tribunal Supremo a los últimos recursos del Gobierno autonómico y la promotora, los Gemelos 28 están sentenciados a quedar convertidos en escombros. La construcción en 2005, bajo el mandato del PP, se hizo contraviniendo la Ley de Costas, en vigor desde 1988 y el Supremo da ahora carpetazo definitivo al asunto al rechazar la oposición del actual Consell y la empresa a que se ejecutara la sentencia. Fue el propio Supremo quien en 2012 tumbó la anterior sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, a instancias de la Abogacía del Estado, y certificó la ilegalidad de las obras.

¿Y qué pasa ahora con los propietarios de apartamentos que llevan años viviendo con unas suculentas vistas al mar?. La sentencia establece que el erario autonómico debe indemnizarles con un 20% más del precio que pagaron por sus inmuebles, locales y garajes. Los 168 apartamentos de alto standing tenían un precio cuando salieron a la venta de entre 400.000 y 700.000 euros.

En total, como cuantificó ayer la consellera de Vivienda y Obras Públicas, María José Salvador, serán más de 180 millones los que tendrá que destinar el Consell a través de una modificación de crédito presupuestario el año que viene. La Justicia da ahora tres meses de plazo a la Generalitat para presentar el proyecto de demolición y valorar las indemnizaciones para los afectados. A los pies de uno de los muchos colosos del Manhattan del Mediterráneo, José María Pérez aún tiene esperanzas: «Ojalá el derribo nunca sea una realidad».

El proceso de Gemelos 28

1988.
Entra en vigor la Ley de Costas, que establece una «servidumbre de tránsito o protección» junto a la línea de la bahía.
2005.
El anterior Gobierno valenciano concede licencia de construcción a la promotora, que recurre la Abogacía del Estado.
2012-2018.
Después de que el TSJ diera la razón a la empresa en 2008, el Supremo lo revocó cuatro años después y ahora lo confirma.

 

Fotos

Vídeos