PP y Cs sientan las bases para los pactos de gobierno en Ayuntamiento y Diputación

Reunión entre los representantes del PP y Ciudadanos, ayer en el Ayuntamiento de Alicante. / efe
Reunión entre los representantes del PP y Ciudadanos, ayer en el Ayuntamiento de Alicante. / efe

Ciudadanos entrega un documento con sus líneas rojas y Barcala habla de «entendimiento» en la primera reunión oficial

EFE / C. C.ALICANTE.

El Partido Popular y Ciudadanos sentaron ayer las bases de un posible pacto de gobierno en el Ayuntamiento y en la Diputación de Alicante. Fue el primer encuentro oficial entre los comités encargados de buscar acuerdos políticos para ambas instituciones. En el cónclave, celebrado en la tarde de ayer en el Ayuntamiento de la capital alicantina, ambas formaciones intercambiaron documentos sobre las condiciones previas de carácter ético.

Así lo detalló el líder de Cs en la Comunitat Valenciana, Toni Cantó, al término de la cita, que se prolongó durante 45 minutos. Cantó precisó que la reunión era «una primera toma de contacto» en la que trasladaron al PP cuáles son sus condiciones «de regeneración democrática para comenzar a negociar». Se trata del documento aprobado por la ejecutiva nacional del partido naranja, en el que se habla de «lucha contra la corrupción, de eliminación de chiringuitos y enchufados, de bajadas de impuestos», por ejemplo, según enumeró.

Próximo encuentro

Cantó recalcó que no quieren imputados «ni en el Ayuntamiento ni en la Diputación». Ni tampoco una estructura con siete vicepresidentes en el caso de la institución provincial. Una vez asumidas esas condiciones, dijo, comenzarán a debatir sobre políticas concretas a aplicar en el Ayuntamiento y en la Diputación. «Nos hemos emplazado para volvernos a reunir en un par de días para hablar de políticas, frente al espectáculo que se está dando desde el tripartito valenciano en el que parece que se está hablando de reparto de sillones», concluyó.

Por su parte, el alcalde de Alicante en funciones, Luis Barcala (PP), declaró que la reunión se desarrolló en un clima «de entendimiento» y explicó que el PP trasladó a Cs su propuesta de pacto de gobierno en la ciudad de Alicante a partir de un documento con 16 medidas en el que se recogen los principios que se deben compartir.

Barcala remarcó que se trata de principios como anteponer el interés general de los alicantinos, la defensa de la Constitución, el modelo territorial y la defensa de los derechos y libertades de todos. «Eso pasa por la conformación de un auténtico equipo, en el que el ruido no esté presente y en el que las discrepancias se dialoguen y se llegue a acuerdos. Y un equipo que se centre en un modelo de ciudad, en las cosas que importan a la gente y no en intereses partidistas que es lo que interesan a otros», añadió. Barcala dejó entrever que las conversaciones entre ambos partidos caminan en buena dirección. «Hemos entendido que cumplíamos condiciones para continuar en esta negociación». Las siguientes reuniones que puedan plantearse serán para marcar objetivos, «qué hacer y cómo lo vamos a hacer», especificó el popular.

Al ser cuestionado sobre si la negociación se planteaba de manera conjunta, con un acuerdo bilateral para el Ayuntamiento y la Diputación, comentó que «cada proceso lleva sus tiempos», aunque añadió que «si hay unidad de principios y otras formaciones no los comparten, parece obvio que se abre una negociación a todos los niveles».

A su vez, la candidata de Cs a la Alcaldía de Alicante, Mari Carmen Sánchez, manifestó que lo de ayer sólo fue una toma de contacto oficial entre partidos «para poner encima de la mesa esas cartas éticas sobre transparencia, regeneración, eliminar duplicidades y poner en valor la meritocracia». Cantó también señaló que sigue dispuesto abrirse con el PSPV-PSOE en aquellos municipios en los que no exista la posibilidad de alcanzar acuerdos con el PP como socio preferente. «Tenemos la posibilidad de ofrecernos al PSOE para que deje de echarse en brazos del nacionalismo de Compromís o del populismo de Podemos; vamos a negociar o a ver la posibilidad de gobernar donde ellos no alcancen acuerdos con esas dos formaciones», indicó. Mientras, el presidente provincial del PP, José Císcar, se mostró dispuesto a «firmar ya» el documento de condiciones éticas propuesto por Cs».