Sanguino pedirá al Consell la declaración de BIC del Teatro Principal y el cine Ideal

Antiguo cine Ideal, en el centro de la capital alicantina. / r. m.
Antiguo cine Ideal, en el centro de la capital alicantina. / r. m.

El exdirector del coliseo y ahora líder de la oposición califica de «incompresible» que ambos edificios no tengan la distinción

C. C.ALICANTE.

El grupo socialista del Ayuntamiento de Alicante, a través de su portavoz, Paco Sanguino, anunció ayer que tiene previsto solicitar a la Generalitat Valenciana que estudie los trámites para alcanzar la declaración de Bien de Interés Cultural de dos emblemáticos edificios del centro de Alicante: el Teatro Principal y el cine Ideal. Según Sanguino, «dos joyas del patrimonio alicantino con un inmenso valor cultural y que incomprensiblemente no están catalogados como BIC».

El cine Ideal tampoco aparece en el catálogo de la Generalitat Valenciana como Bien de Relevancia Local, mientras que el Teatro Principal sí que tiene esta figura jurídica de protección, al igual que La Británica, Casa Carbonell, Dos Chimeneas, la sede de la Presidencia de la Generalitat o el monasterio de Santa Faz, entre otros sesenta edificios que tienen esta denominación.

El Partido Socialista hace hincapié en que es el primer paso que se ha de dar independientemente de la titularidad es la protección del bien, porque como patrimonio alicantino «nuestra obligación es que se catalogue de modo que se proteja el edificio y la Generalitat pueda actuar de oficio en caso de que los propietarios no cubran con las obligaciones para protegerlo».

El Teatro Principal se inauguró el 25 de septiembre de 1847. El 28 de febrero de 1939, durante la Guerra Civil, fue parcialmente destruido por un bombardeo, por lo que tuvo que ser restaurado entre los años 1939 y 1941 por el arquitecto Juan Vidal Ramos. Entre 1985 a 1992 fue reformado para ampliar la escena y su tramoya, modificando en parte su imagen original. Ahora, acaba de estrenar su programación para los próximos meses a la espera de que una reforma que no tiene fecha concreta pero que se espera a medio plazo. Por contra, el Cine Ideal se inauguró en octubre de 1925 y mantuvo su actividad hasta febrero de 2003. Allí se proyectaron miles las películas a lo largo de más de setenta años, pero el edificio está cerrado desde hace más de una década.