Rosa Pérez Garijo cree que no se podrá actuar sobre las fosas de la Guerra Civil

Exhumación en el Cementerio de Alicante en una investigación judicial por el supuesto robo de un bebé. / L. P.
Exhumación en el Cementerio de Alicante en una investigación judicial por el supuesto robo de un bebé. / L. P.

La consellera considera que en el cementerio del municipio hay personas que no fallecieron en la contienda y ofrece levantar un mausoleo

E. P.ALICANTE.

La consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, dijo que no se podrá actuar en las fosas comunes de la Guerra Civil del cementerio de Alicante de la misma manera que se hará en las de Paterna (Valencia), dada la dificultad que supone que en ese lugar se haya enterrado con posterioridad a personas no fallecidas en la contienda.

Garijo precisó que en Alicante se fusiló a 724 personas, pero las fosas son «muy grandes» y, además de esas personas, hay ciudadanos que fallecieron por otras cuestiones después de la Guerra Civil.

«Nuestro objetivo es exhumar las fosas, pero si no tienen las condiciones para ello, y así lo dicen quienes están trabajando, lo que vamos a hacer es trabajar junto a las asociaciones», aseveró ante los medios tras reunirse con Comisión Cívica de Alicante por la Recuperación de la Memoria Histórica.

En ese sentido, la titular de Calidad Democrática asumió la reivindicación para levantar en el lugar un mausoleo: «Vamos a trabajar junto a los familiares y a las asociaciones que han tenido una reivindicación durante muchos años».

Asimismo, sobre el monumento fascista de Aguamarga, Garijo recordó que la «retirada de vestigios franquistas es una cuestión que se tiene que hacer», como establece la Ley de Memoria Histórica.

Pérez Garijo incidió en que el Instituto de la Memoria Democrática se instalará en Alicante, aunque todavía tratan de localizar una ubicación idónea para ello. Mientras tanto, precisó que las políticas de memoria democrática serán desarrolladas desde la dirección general de Cuestiones Democráticas.

A ese respecto, desde la Comisión Cívica de Alicante, Vicente Carrasco lamentó que la ciudad tiene «el triste valor de ser el lugar donde concluyó la contienda -Guerra Civil- y donde finiquitó el proyecto republicano, probablemente el mejor proyecto de este país en el siglo XX». Y continuó: «Eso debe tener un reconocimiento, y una visibilidad en el tejido urbano y en las personas que transitan para intentar que esos sucesos no vuelvan a producirse», aseguró mientras decía confiar en que la Memoria sirva para hacer de la sociedad un ente «más justo y más igualitario, y no repita sus errores».

Carrasco se apenó por el hecho de que la Memoria Histórica haya perdido «fuelle e interés» para el nuevo equipo de Gobierno de Partido Popular (PP) y Ciudadanos. No obstante, remarcó que no van a perder el «aliento» y que van a seguir en «la dinámica de trabajo, de recuperación de la memoria y de exigencia de justicia, de la verdad y de la reparación hasta donde sea posible».

De esta manera, el portavoz de la Comisión Cívica anunció que solicitarán una entrevista con el alcalde de Alicante, Luis Barcala, para abordar lo que queda por hacer, que ha identificado en la comisión de calles «y cuestiones pendientes como un memorial en el puerto que homenajee a los republicanos».