El retraso en la elección del candidato a la Alcaldía agrava la crisis del PSPV

Eva Montesinos el día que presentó su candidatura para las primarias socialistas en Alicante. / l. p.
Eva Montesinos el día que presentó su candidatura para las primarias socialistas en Alicante. / l. p.

Puig, tras paralizar las primarias con el apoyo de Ferraz, pide paciencia, mientras Montesinos parece sentenciada sin apoyos desde Valencia

C. C. / E. P. ALICANTE.

A poco más de cuatro meses para las elecciones municipales el PSPV no ha elegido su candidato para optar a la Alcaldía de Alicante. La crisis del grupo socialista en la capital alicantina es evidente -y reconocida- desde hace meses y al fracaso de las primarias se une ahora el retraso en la elección del alcaldable.

Eva Montesinos es la portavoz municipal actual, pero no cuenta con el apoyo de la dirección autonómica de su partido. De hecho, la fractura es evidente con Ximo Puig, con quien apenas ha cruzado un saludo en sus últimas coincidencias en público. Por ejemplo, el día que recorrieron juntos el primer trayecto del Tram por el túnel de la Serra Grossa.

Detención del proceso

La dirección del PSPV -apoyada por Ferraz- decidió paralizar las primarias en la ciudad a mediados de noviembre cuando ya contaban con tres candidatos. Ninguno pareció convencer en Valencia ni tampoco en Madrid y Ferraz detuvo el proceso explicando que se debía desarrollar con «las máximas garantías tanto para nuestra militancia como para que la candidatura electoral que se presente a los ciudadanos en mayo de 2019 sea la mejor propuesta posible».

Eva Montesinos había presentado su candidatura por todo lo alto, apoyada por decenas de militantes y por algún miembro de la etapa de mandato de Echávarri, como el exconcejal de Seguridad y Tráfico Fernando Marcos. La actual portavoz en el Ayuntamiento también reunió los avales, como hizo el otro candidato que parecía firme, José Asensi. Antes se había despedido del proceso de primarias Andrés García Trillo. En cualquier caso, todo quedó paralizado hasta nueva orden.

Las últimas declaraciones al respecto las hizo el pasado viernes el president de la Generalitat y secretario general del PSPV, Ximo Puig, quien señaló que «todavía hay tiempo» para la elección del candidato socialista a la Alcaldía de Alicante porque «todavía no están convocadas las elecciones». Según manifestó, trabajan «en serio y con tranquilidad y serenidad para la mejor candidatura posible».

Puig defendió en declaraciones a los medios que Alicante requiere de un «liderazgo sólido y de progreso». «Desde luego, volver al pasado es la peor de las alternativas», zanjó. El líder de los socialistas valencianos se pronunció así tras asistir al brindis por el año nuevo que celebra la agencia europea con sede en Alicante, la Euipo.

Allí también se manifestó al respecto el alcalde de la capital alicantina, el popular Luis Barcala: «El desnorte que tiene el partido socialista creo que ya no sorprende a absolutamente a nadie. Algunos ya empiezan a preguntarse si se va a presentar a las elecciones municipales en Alicante», ironizó el primer edil.

 

Fotos

Vídeos