Los residentes en la ciudad suspenden los servicios públicos municipales

Trabajadores del servicio de limpieza, el peor valorado por los ciudadanos en Alicante. / lp
Trabajadores del servicio de limpieza, el peor valorado por los ciudadanos en Alicante. / lp

Sólo aprueban transporte y suministro de agua y el resultado del barómetro, peor que la media nacional, baja diez puntos respecto a 2018

EFE ALICANTE.

Los ciudadanos residentes en Alicante capital suspenden los servicios públicos municipales. Así se desprende del III Barómetro de Satisfacción de los Servicios Públicos impulsado por el Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR). Estos servicios en la capital alicantina sólo satisfacen a un 49 por ciento de los encuestados, 10 puntos menos respecto al año pasado. Además, la cifra se sitúa por debajo de la media del resto de España, fijada en un 57 por ciento.

Con estos datos, los servicios públicos alicantinos vuelven a niveles de 2017, donde sólo el 48% de los ciudadanos los valoró positivamente, según el resultado del observatorio, que destaca que todos los servicios muestran un descenso en la valoración con respecto al anterior año. De hecho, del total de puntos encuestados sólo aprueban el suministro de agua y el transporte público.

La puntuación de todos los servicios municipales alicantinos analizados se sitúa por debajo de la media nacional y destaca el descenso de la satisfacción en aspectos como la conservación de parques, jardines y espacios públicos en 21 puntos porcentuales, y en transporte público en un 20 por ciento.

Estos resultados posicionan a Alicante en el puesto 16, junto con Sabadell y Valencia, dentro del análisis de los 30 municipios españoles más poblados, bajando 3 puestos respecto a la edición anterior.

El servicio mejor valorado es el suministro de agua con un índice de aceptación del 61 por ciento y el aspecto más apreciado de este caso es la gestión operativa -presión, continuidad del servicio, funcionamiento del contador-, con un 70 por cien de satisfechos.

El transporte público obtiene un 51 por ciento de satisfacción, un aprobado muy justo y también por debajo de la media nacional, según las mismas fuentes. De este apartado destaca el estado de limpieza y conservación de los vehículos de transporte público, con un 59% de satisfacción, y la frecuencia de los horarios en los autobuses urbanos, con un 47%.

Los alicantinos colocan en tercer puesto a la recogida de basuras y residuos que, con un 42% de aceptación, lo que supone un 16% menos que la media nacional. Sus aspectos mejor valorados son la frecuencia del servicio de recogida de basuras y la atención al cliente cuando hay incidencias.

La limpieza viaria es el servicio peor valorado, con un 22% de satisfacción, mientras que la media nacional de este servicio se sitúa en 37%. Los alicantinos reprueban la limpieza de los excrementos de mascotas, con un 69% de insatisfacción, y la limpieza de aceras y calles en su zona, con un 51% de insatisfechos.

El director general de OSUR, Ramiro Aurín, indicó que «los servicios municipales han experimentado un importante retroceso de la satisfacción con respecto al año pasado, situándose 8 puntos por debajo del promedio nacional. Las turbulencias políticas del último año han supuesto un perjuicio de la búsqueda de la mejor gestión», indicó.