Reparan el vértice de la cima del Cabeçó d'Or por el riesgo de desprendimiento

EFE ALICANTE.

El Ayuntamiento de Busot reparará hoy el vértice geodésico situado en la cima de la montaña del Cabeçó d'Or, un elemento del Instituto Geográfico Nacional (IGN) situado en el término municipal de Alicante. Aunque la montaña se halla en el término de Busot, la cima pertenece al municipio de la capital provincial.

El alcalde de Busot, Alejandro Morant, del PP, informó ayer de que dicho vértice geodésico, que marca que la altitud de esta montaña es de 1.209 metros sobre el nivel del mar, se sustenta sobre una base muy deteriorada, de la cual más del 50 por ciento está en el aire. Numerosos excursionistas suben hasta dicho punto y se fotografían en ese monolito, lo que ha empujado a Busot a arreglar el hito altimétrico tanto «por seguridad, al haber riesgo de caída, como por estética».

Hoy a primera hora ascenderán hasta cerca de la cima varios vehículos con herramientas y un técnico forestal. También volará el helicóptero del Consorcio Provincial de Bomberos con grava y cemento para reconstruir la base del vértice. Allí un grupo de voluntarios, además de varios albañiles, realizarán los trabajos.

El vértice geodésico tiene un diámetro de 1,7 metros por 1,8 de alto y la iniciativa supondrá un gasto en material del entorno de 500 euros. La reparación fue aprobada en sesión plenaria por el Ayuntamiento de Busot y la Diputación de Alicante, y se producirá tras contactos con la Generalitat Valenciana, el IGN -propietario del vértice- y el Ministerio de Fomento, del que depende el Instituto.

Morant también trató este asunto con el alcalde de Alicante, Luis Barcala, quien se ofreció a colaborar en los trabajos. Junto a la reparación del vértice geodésico, se analizará la situación de un antiguo aljibe cercano de 2,5 metros de profundidad que ha quedado al descubierto, lo que provoca riesgo de caídas.