El puente de agosto certifica un buen verano para el sector hotelero de Alicante

Imagen del puerto de Alicante con el hotel Gran Sol en el centro. / r. m.
Imagen del puerto de Alicante con el hotel Gran Sol en el centro. / r. m.

Los profesionales no se conforman y pedirán a la nueva corporación mejorar la oferta al visitante para poder subir los precios

C. C. / EPALICANTE.

El puente de agosto ha supuesto para los hoteleros de Alicante la guinda del pastel de un buen verano. Y es que durante los últimos cuatro días se ha confirmado la previsión optimista y los hoteles del área metropolitana de la capital alicantina han rozado el lleno. Además, estos registros llegan tras un mes de julio donde mejoraron los datos de 2018. No obstante, los profesionales del sector creen que Alicante aún tiene mucho que mejorar su oferta al turista.

Victoria Puche es la directora del hotel Maya y, desde el mes de febrero, también preside la Asociación Provincial de Hoteles y Alojamientos Turísticos de Alicante. Como profesional del sector celebra que el verano esté dejando registros positivos, pero también se marca como reto intentar que Alicante mejore sus atractivos turísticos para que suba el gasto medio del turista. «Estamos en el tope de precio que Alicante puede soportar. Lo aumentaremos cuando haya más oferta para el turista, pero esto es algo que tendremos que ver con la nueva corporación municipal. Vamos a intentar crear más oferta para que la demanda tenga más opciones de venir a Alicante y así poder ir subiendo el precio medio, esto es importantísimo», explica la profesional.

Mientras tanto, y a falta de la confirmación con las cifras oficiales, el verano de 2019 dejará muy buenos registros de ocupación. En julio, un mes que suele comenzar con incertidumbre para el sector turístico, los hoteles de Alicante y playa de San Juan mejoraron un 3 por ciento con respecto a 2018.

La provincia, en auge

El buen dato se extiende al conjunto de la provincia, que logró en julio una tasa de ocupación del 89,6%, con lo que superó en 4,9 puntos los registros del mismo mes de 2018. Entre las zonas turísticas de la geografía provincial destaca el máximo alcanzado en julio en Elche (95,3%), seguido de playa de San Juan (93,7% o Alicante centro (90,5%). Por su parte, los establecimientos de interior se quedaron en un 51,3%. En julio, la demanda internacional fue la más numerosa (68,56%) en Alicante, frente a la nacional (31,44%). Entre los visitantes extranjeros destacan los británicos, que concentraron el 18,8%, seguidos de franceses (9,2%), noruegos (7,3%) y suecos (5,6%).

En cuanto al recién pasado puente de agosto, el litoral alicantino se ha visto abarrotado de turistas. Muchos hoteles ocuparon el total de sus habitaciones y otros hablan de «lleno técnico», con medias del 97 y 98 por ciento.

Rechazo a la tasa turística

Aunque el rechazo es casi unánime por las instituciones, la posible tasa turística también es vista como una amenaza por parte de los hoteleros alicantinos. Para la presidenta de la asociación, «la tasa turística es abusiva. En la Costa Blanca no tenemos un gasto medio como pueden tener, por ejemplo, en el País Vasco. Sería incomprensible».