El PSPV exige a Barcala que pague la subida salarial a los funcionarios que trabajan en festivos

EPALICANTE.

El grupo socialista del Ayuntamiento de Alicante denunció el incumplimiento del alcalde, Luis Barcala (Partido Popular), del compromiso firmado en mayo con los sindicatos de incrementar la remuneración de 30 euros por festivo trabajado a los funcionarios municipales (policías, bomberos, conserjes o administrativos). Esto supondría una paga salarial de 60 euros que tendría que abonarse con retroactividad desde principios de 2019.

Su portavoz municipal, Paco Sanguino, se preguntaba si el compromiso del Partido Popular en la mesa negociadora era «puramente electoralista», ya que recordó que «fue el tripartito el que incrementó a 30 euros el festivo». «Desde entonces no se ha actualizado la cantidad a pesar de haberse obligado al actual gobierno», subrayó.

Los ediles socialistas Paco Sanguino y Llanos Cano añadieron que «tampoco se les están pagando las retribuciones preceptivas» a los oficiales de la Policía Local encuadrados en el grupo B funcionarial.

Aseguraron que «el bipartito se escuda en que estos funcionarios no reúnen los requisitos académicos necesarios» cuando mandos intermedios de la Policía Local de Alicante llevan más de 15 meses sin ser reclasificados en la nueva escala ejecutiva contemplada en la Ley 17/2017 de Coordinación.