Propina puñetazos y patadas a un celador del hospital por no dejarle fumar en el recinto

Acceso a Urgencias. / l. p.
Acceso a Urgencias. / l. p.

EFEALICANTE.

Un hombre de 32 años que se encontraba fumando en la zona de Urgencias Pediátricas del Hospital General de Alicante terminó propinando una paliza a un celador que se acercó para decirle que estaba prohibido fumar. El agresor propinó patadas y puñetazos al trabajador del centro sanitario antes de ser detenido.

Fue arrestado por un delito de atentado a funcionario público por unos hechos que ocurrieron el pasado día 3 de julio. El sanitario recriminó al varón por estar fumando y éste arremetió contra él con patadas y puñetazos. Varios compañeros del celador se vieron obligados a intervenir para terminar con la agresión, por la que la víctima tuvo que ser asistida por el servicio de urgencias del mismo hospital. Tras su identificación, los agentes localizaron y detuvieron el día 8 de julio a esta persona, al que le constan 74 detenciones policiales, y fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número cuatro de Alicante.

Para evitar las agresiones sanitarias, la Policía Nacional ha creado la figura del interlocutor policial sanitario, con el fin de garantizar una atención personalizada a los profesionales que sufran violencia o amenazas en su trabajo. El interlocutor policial se encarga de coordinar, cooperar, desarrollar y ejecutar las actuaciones relacionadas con cualquier manifestación de violencia o intimidación a personal sanitario. Además, es el punto de contacto permanente con los representantes de los centros médicos, colegios profesionales y autoridades territoriales.