La pólvora negra bajará de precio dentro de un mes

Disparo de arcabuces en los Moros y Cristianos de Alcoy. / efe
Disparo de arcabuces en los Moros y Cristianos de Alcoy. / efe

Un accidente en la fábrica que produce la sustancia provocó que ascendiera su valor y el enfado de las asociaciones de Moros y Cristianos

EFEALICANTE.

El precio del kilo de la pólvora negra, empleada para la arcabucería de las fiestas de Moros y Cristianos, podría experimentar una rebaja en el plazo aproximado de un mes, cuando la empresa alemana que la surte y que registró un accidente vuelva a tener una fabricación del cien por cien.

Así se quedó expuesto en la reunión que celebraron ayer la subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador, miembros de la Unión Nacional de Entidades Festeras de Moros y Cristianos (Undef) -engloba a 72 poblaciones-, responsables de juntas festeras y los alcaldes de Alcoy, Villena y Elda.

Preocupación de los festeros

El problema del precio de la pólvora ha sido la principal preocupación de las organizaciones festeras durante los últimos meses y el motivo de este encuentro celebrado en Alicante. Su encarecimiento ha sido consecuencia de un accidente en la factoría alemana que surte la mercancía. En la rueda de prensa posterior, Poblador explicó que esta circunstancia obligó a esa empresa a abastecerse con la pólvora de otros países, como Italia y Suiza, con lo que su precio aumentó.

Sin embargo, la factoría germana ya ha reanudado la fabricación y se estima que, una vez alcance una producción al cien por cien, habrá una rebaja en el precio de la pólvora para arcabucería en el plazo aproximado de un mes. «Hace tres semanas estaba trabajando ya a un cuarenta por ciento» de su capacidad, explicó la subdelegada.

Mientras, la presidenta de la Undef, Pepa Prats, vaticinó que «cuando Alemania vuelva a estar al cien por cien, se regularizarán los precios». A su vez, el alcalde de Elda, Rubén Alfaro, explicó que la situación derivada de este asunto ha provocado que se planteen «la búsqueda de otras empresas de pólvora» para no depender «de una sola», como ocurre en la actualidad.

Más seguridad

Otro de los temas que abordados en la reunión fue la garantía y mejora de las medidas de seguridad en estos festejos, ya que «debe haber un binomio paralelo entre fiesta y seguridad», subrayó la subdelegada del Gobierno. En este sentido, Prats indicó que una de las posibles mejoras sería hacer un estudio para «cambiar el tiempo de duración de la pólvora en la población», pues «lo normal sería que cuanto más pólvora haya en la población, menos horas permanezca en ella» porque «es más peligroso».

Sobre esta cuestión, las entidades relacionadas con las fiestas de Moros y Cristianos nombrarán una comisión para que elabore un documento que recoja propuestas de mejora y cambios relativos a la pólvora para que, posteriormente, sea enviado al Ejecutivo central.

La Subdelegación del Gobierno en Alicante actuará como una «correa de transmisión» con el ministerio responsable de introducir esas variaciones en la normativa vigente. El alcalde de Villena, Fulgencio Cerdán, expresó tras la reunión que «ahondar sobre el documento es un buen punto partida». Para su homólogo de Elda, ese texto, que incluirá una memoria sobre la historia de estas celebraciones, «pondrá en valor la potencia cultural y las tradiciones que representan, en cada uno de los municipios, las fiestas de Moros y Cristianos, que son Bien Inmaterial de Relevancia Local». El alcalde de Alcoy, Toni Francés, lamentó que «haya quien quiera utilizar como arma política un patrimonio de la provincia tan importante».