El pleno rechaza la moción del grupo socialista sobre la Memoria Histórica

Dos personas cambian la placa de una calle que hace referencia a un hombre afín al franquismo. / LP
Dos personas cambian la placa de una calle que hace referencia a un hombre afín al franquismo. / LP

PP, Cs y Vox votan en contra de crear una nueva comisión en el Ayuntamiento que se encargue de acabar los trabajos de recuperación

EFEALICANTE.

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha rechazado una moción del grupo municipal socialista para crear una nueva comisión que se encargue de finalizar los trabajos de recuperación de la Memoria Histórica en Alicante.

La propuesta ha sido desestimada con los 16 votos que suman los concejales del equipo de gobierno que componen Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs), junto a los dos ediles de Vox, mientras que los representantes de PSPV-PSOE, Unides Podem EU y Compromís han votado a favor.

A través de Manuel Marín, el PSPV-PSOE defendió que todavía quedaban cuestiones por resolver para aplicar la Ley de Memoria Histórica en la ciudad y en esa posición coincidieron tanto el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, como su homólogo de Unides Podem EU, Xavier López, quienes enumeraron cuestione como la necesidad de completar la sustitución de denominaciones de calles.

También abogaron por potenciar el homenaje a las víctimas del bombardeo del Mercado Central o al viaje hacia el exilio de los últimos republicanos a bordo del buque Stanbrook desde el Puerto de Alicante.

Además, comentaron que se debe aprovechar la oportunidad que supone la instalación en Alicante de la sede del Instituto de la Memoria, creado por la Generalitat para poner en valor el hecho de que fuese la ciudad en la que se dio por concluida la Guerra Civil.

Tanto el edil de Cultura, Antonio Manresa (Cs), como la portavoz municipal del PP, Mari Carmen de España, replicaron que la moción que se traía a debate pretendía crear una comisión similar a la que ya se acordó durante el pasado mandato.

Ambos insistieron en que los trabajos de esa comisión se completaron en 2018 y que se dio por extinguida después de que se sustituyesen las denominaciones de calles con referencias franquistas.

«Otra cosa es que ustedes» -en referencia a la oposición- «entren en valoraciones sobre esos trabajos», según dijo Manresa, a lo que De España respondió que comprendía el malestar de los grupos progresistas por el hecho de que hubiese sido el PP quien finalmente ejecutó esos cambios tras dos años y medio de gobierno de PSPV-PSOE, Guanyar y Compromís.

Manresa abundó en que así se había comunicado ya «mediante el correspondiente informe al Gobierno central», con el que se había conseguido que Alicante «dejase de formar parte de la lista negra de ciudades que aún mantenían esas denominaciones».

El portavoz municipal de Vox, Mario Ortolá, señaló que «la memoria es individual, no colectiva, y ninguna institución puede imponerla a nadie porque eso supondría volver a los tiempos del totalitarismo». El voto en contra de los dos ediles de Vox ha sido el que, finalmente, ha procurado el rechazo de la moción por mayoría absoluta.

En el pleno también se aprobó el estudio sobre una parcela del barrio del PAU 2 como trámite necesario para que el solar pueda cederse a la Conselleria de Sanidad para la construcción de un centro de salud.

A lo largo del debate plenario, se discutió acerca del servicio de limpieza viaria a través de varias preguntas dirigidas por PSPV-PSOE, Unides Podem EU y Compromís, a la vista de las últimas quejas sobre la situación de suciedad formuladas incluso por la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante (APHA).

El edil de Limpieza y Medio Ambiente, Manuel Villar (PP), contestó que ya se había promovido una reestructuración de su concejalía.