El PP pide a la oposición «responsabilidad» para aprobar los presupuestos

C. C. ALICANTE.

La aprobación de los presupuestos municipales de Alicante para este año dependerá de lo que ocurra en el pleno de mañana. Aunque no se esperan sorpresas y lo normal es que todos los grupos mantengan su postura de antes proceso de alegaciones, con lo que saldrían adelante. En cualquier caso y después del revuelo generado tras la comisión de Hacienda del pasado viernes, el concejal Carlos Castillo (PP) pidió ayer a la oposición «responsabilidad» para que las cuentas puedan salir adelante de forma definitiva.

El edil de Hacienda emplazó a los partidos que conforman la corporación municipal a que «actúen con responsabilidad» mañana martes en el pleno, ya que el hecho de que haya 20 concejales en la oposición «no les confiere el derecho a actuar irresponsablemente y pretender que ello no tenga sus consecuencias». Castillo reiteró que la sesión de mañana no es más que «un acto de trámite para la aprobación definitiva».

Cabe recordar que el presupuesto municipal de 2019 fue aprobado en el pleno con las abstenciones de Compromís, Ciudadanos, Guanyar y Nerea Belmonte, el voto en contra del PSOE y los votos a favor del Partido Popular y del edil no adscrito Fernando Sepulcre. En principio, todos los ediles mantendrán mañana su postura en la sesión definitiva.

En relación a las afirmaciones realizadas por distintos políticos tras la comisión de Hacienda, el concejal consideró que «nadie debe convertir unas alegaciones al presupuesto, que no son tales porque así lo afirman los técnicos municipales, en una coacción, un modo de presionar más a este equipo de Gobierno para, con la amenaza de su voto en contra, intentar desaprobar lo aprobado». Castillo apuntó que si Guanyar decide cambiar su voto, se perderían 40 millones de euros en inversiones y gasto social.