Parodi desvela un primer contacto con Hacienda para pagar los 4 millones

Los presidentes del Hércules y del Alcoyano, Carlos Parodi y Juan Serrano, dan una imagen de cordialidad antes del duelo provincial. / lp
Los presidentes del Hércules y del Alcoyano, Carlos Parodi y Juan Serrano, dan una imagen de cordialidad antes del duelo provincial. / lp

El presidente del Hércules reconoce que la deuda con la Agencia Tributaria es el principal escollo a superar para poder volver a la LaLiga

EFE ALICANTE.

El nuevo presidente del Hércules, Carlos Parodi, desveló ayer que la entidad alicantina ha retomado los contactos con la Delegación Territorial de Recaudación en Valencia para hacer frente a la deuda que mantiene la entidad y que ronda los 4 millones de euros.

«Hemos retomado los contactos y espero que se pueda llegar a buen puerto en unas semanas o meses si el equipo alcanza el ansiado ascenso», desveló el presidente del Hércules, quien confirmó que la entidad está siendo sometida a embargos por sus incumplimientos.

Tras quedar liberado del pago de la sanción de siete millones de euros impuesto por la Comisión Europea (CE) por presuntas ayudas ilegales, saldar la deuda con la Agencia Tributaria, con la que intentó buscar un acuerdo hace varias temporadas sin éxito, se ha convertido en la prioridad de sus dirigentes.

Parodi recordó que obtener el certificado positivo de Hacienda es el «requisito más importante» que tiene el Hércules que cumplir si logra el ascenso para poder formar parte del fútbol profesional.

«Tendremos que conseguirlo antes del 31 de julio», explicó el presidente del Hércules, quien también desveló que será necesaria una «auditoría de las cuentas a cierre contable de junio de 2019».

«Una vez en Segunda, el Consejo Superior de Deportes (CSD) se pondría en contacto con nosotros para regularizar el patrimonio que tenemos. Estamos trabajando para que si se da el caso esté todo controlado», explicó Parodi, quien regresó a la presidencia del club hace un mes.

Carlos Parodi realizó una valoración «positiva» de su visita a LaLiga, donde participó junto a otros presidentes de clubes con opciones de lograr el ascenso en una charla informativa para conocer los requisitos económicos y estéticos que serán necesarios para formar parte del fútbol profesional.

Además, Parodi recibió ayer en el Rico Pérez la visita de su homólogo del Alcoyano, Juan Serrano, a dos días del encuentro de rivalidad que protagonizarán ambos equipos este sábado en el estadio Rico Pérez a partir de las 19 horas.

«El Alcoyano es un club hermano al que tenemos mucho aprecio y cariño. Luchamos por objetivos diferentes y los dos necesitamos los tres puntos por objetivos diferentes y más por las pocas jornadas que quedan», indicó Parodi.

El presidente del Hércules recordó que el apoyo del público puede ser «clave» y deseó que el encuentro sea «una fiesta del fútbol provincial» a la que acudan «muchos aficionados».

«Deseo que el Hércules sume los tres puntos, pero también lo mejor al Alcoyano y que pueda conseguir el objetivo por el que está luchando esta temporada», apostilló.

El dirigente herculano rechazó el papel de favorito de su equipo y recordó que su equipo se enfrentará «a un gran rival». «En esta categoría son tan difíciles de ganar los de arriba como los de abajo. Si no sales enchufado, los presupuestos se quedan en el aire», sentenció.

Serrano firma el empate

Serrano, por su parte, vaticinó un duelo «bonito» y destacó la gran rivalidad deportiva que existe entre las dos ciudades.

«Si nos ganáis el sábado que sea para subir. Ya estoy hasta las narices de que estéis en esta categoría. Este estadio pone los pelos de punta y como mínimo merecéis estar en Segunda», comentó el presidente del Alcoyano a su homólogo.

Serrano admitió el sufrimiento de su equipo esta temporada para evitar el descenso y señaló que a su club le interesa que suba el Hércules o el Elche «para que nos puedan ceder jugadores».

«Nos consideramos alicantinos y valencianos y tememos que estar los unos con los otros», dijo Juan Serrano , quien restó trascendencia a la espectacular estadística favorable del Alcoyano en Alicante.

«Es imposible de creer que hemos ganado aquí cuatro veces seguidas, pero este año el Hércules tiene un equipazo y una plantilla para quitarse el sombrero. Sobre todo arriba, donde tiene tanta pólvora que nos la podría dejar para las fiestas de Moros y Cristianos», bromeó Serrano. «Yo firmaría ahora el empate porque sabemos que vamos a sufrir. Va a ser un partido bonito y mis jugadores están muy motivados, pero no hay color. El Hércules es favorito. Solo pido que si nos ganan sea para subir», concluyó.