La ONCE presenta en Benidorm el quiosco accesible y ecológico

La organización busca facilitar el uso de estos espacios a las personas con discapacidad que trabajan en ellos y a los clientes que se acercan

E. P.ALICANTE.

La ONCE presentó ayer en Benidorm (Alicante) el primero de los quioscos accesibles para los agentes con discapacidad, más ecológico por la tipología de productos de construcción y sus consumos, y especialmente con más facilidad de comunicación con el público.

Con estos nuevos quioscos, uno de los iconos de la imagen de la ONCE, cambia la imagen de esta puerta de acceso a un mundo de inclusión social para las personas con discapacidad, que cumple además con los requisitos que actualmente demanda el mercado y con aquellos relacionados con la accesibilidad universal.

Con el nuevo diseño, el quiosco de la ONCE cuenta con unas dimensiones que no solo no obstaculizan el paso en las aceras, sino que permiten una mayor accesibilidad para la persona que ejerce la venta y también para quienes se acercan a compartir unos minutos con el agente vendedor.

Para las personas ciegas usuarias de perro guía, el nuevo quiosco cuenta con un espacio de 1.240 mm x 1.250 mm para que el perro esté tumbado en el suelo cómodamente mientras su amo trabaja. Y para quienes utilizan silla de ruedas, el modelo dispone de una rampa fija de acceso al interior del quiosco, además de que todas las zonas de exposición son accesibles mediante una plataforma que se adecúa a las necesidades de la persona.

Además, para mejorar el confort del vendedor, se incluye una silla ergonómica, con regulación de altura y del respaldo; ruedas, apoyabrazos y reposacabezas; y un reposapiés regulable en altura. Por otra parte, el mobiliario cuenta con cajones e, incluso, con un pequeño armario para poder colgar las prendas de abrigo.

Con el fin de acercarse más al público, el nuevo modelo de quiosco muestra «un excelente escaparatismo» por la gran superficie acristalada que presenta. Está dotado con dos puntos de atención de venta: uno en el frontal, y otro que ocupa el ancho de la puerta y cumple con la normativa sobre accesibilidad en cuanto a altura se refiere para atender a personas con necesidad de utilizar silla de ruedas.

Así, se ha conseguido un modelo «más actual y atractivo, con un excelente escaparatismo por la gran superficie acristalada que presenta, de líneas rectas, que surge partiendo de un prisma rectangular, al cual se le han realizado una serie de vaciados», informaron ayer desde la compañía a través de un comunicado oficial.

El quiosco presenta en sus laterales exteriores frases en Braille con el objetivo de crear entre los transeúntes una clara identificación del quiosco con la ONCE, mostrando así que se trata de un elemento clave en la imagen de la organización y una puerta abierta a los clientes que, además, permite toda la labor de inclusión social para personas ciegas o con otra discapacidad en toda España.

En la presentación de Benidorm asistieron diferentes personalidades: Estela Medina Peláez, directora de la ONCE en Alicante; Iván Prieto Álvaro, director de la Agencia de Benidorm; o José Ramón González de Zarate Unamuno, Concejal de Espacio Público, Obras, Accesibilidad Universal, Movilidad, Limpieza Viaria y Ciclo del Agua del Ayuntamiento de Benidorm. El nuevo quiosco de Benidorm está instalado en la avenida Mediterráneo.