Las obras de reurbanización de La Explanada comenzarán este verano

Varias personas caminan por La Explanada, frente al puerto de la capital alicantina. / lp
Varias personas caminan por La Explanada, frente al puerto de la capital alicantina. / lp

La junta de Gobierno local aprobará el próximo martes el proyecto con una inversión de 1,5 millones para la segunda fase del paseo

EFE / C. C. ALICANTE.

El Ayuntamiento de Alicante prevé aprobar en la próxima junta de Gobierno el proyecto para realizar la segunda fase de la reurbanización del paseo La Explanada, con una inversión de 1,5 millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses. La idea del Consistorio es que las obras comiencen este verano.

El proyecto plantea la renovación de este espacio desde la plaza Canalejas hasta la calle Bilbao, con la creación de accesos amplios y practicables entre la zona objeto de la actuación y el centro del paseo. Las previsiones son que las obras comiencen al término del período estival de 2019, con el objeto de causar el menor perjuicio a los comerciantes de la zona.

Alegaciones de comerciantes

En la propuesta de acuerdo que va a junta se resuelven también las alegaciones presentadas por la asociación de comerciantes Corazón de Alicante y la Plataforma Comarcal por la Movilidad Sostenible de l'Alacantí, tras el período de exposición pública.

La concejala de Urbanismo, Mari Carmen de España, señaló que el objetivo principal de este proyecto es integrar la zona, para lo que será necesario salvar los desniveles entre las dos áreas. «Daremos continuidad a los trabajos realizados en la otra parte de La Explanada, creando un espacio homogéneo», añadió la edil popular.

Más accesible

El proyecto contempla crear accesos más amplios y practicables para personas con movilidad reducida, respetando los elementos protegidos del paisaje como el pavimento o las palmeras. También está prevista la realización de nuevas instalaciones de drenaje urbano que canalicen el agua pluvial.

Otro de los objetivos de la obra es continuar con la ordenación de las concesiones de veladores acometida en la primera fase, cuando se reurbanizó la parte de La Explanada desde la Rambla Méndez Núñez hasta la plaza del Mar. En ese sentido, De España explicó que se sustituirán los actuales veladores por elementos de sombra «con las mismas características y calidades que los de la primera fase, con el fin de dotar al conjunto del paseo de una mayor continuidad», para lo que se usarán pórticos cimentados y toldos eléctricos, previa instalación de una canalización subterránea hasta los locales.

Puesto que en el ámbito de la obra se encuentra una zona arqueológica protegida, ya que parte del trazado de la muralla del siglo XVI, entre otros elementos, discurre por el paseo, se ha previsto la realización de un seguimiento arqueológico durante los trabajos sobre el terreno.