Obras Públicas anuncia que terminará la CV-865 entre Elche y Santa Pola

Imagen de archivo del tramo de la carretera Elche-Santa Pola que se desdobló en el año 2010, dentro del segundo término municipal. / LP
Imagen de archivo del tramo de la carretera Elche-Santa Pola que se desdobló en el año 2010, dentro del segundo término municipal. / LP

El conseller Arcadi España anuncia que se trata de un proyecto del presidente de la Generalitat que ofrecerá mayor seguridad

EPALICANTE.

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, anunció que, al acabar esta legislatura, la Generalitat concluirá las obras de la carretera CV-865 entre Elche y Santa Pola, en la provincia de Alicante.

Según ha manifestado el conseller, se trata de un compromiso del president de la Generalitat, Ximo Puig, que garantizará «una movilidad más segura entre dos ciudades que tienen una gran capacidad de crecimiento económico», indicó España por medio de un comunicado tras visitar ayer las obras del segundo tramo.

Al conseller lo acompañó el alcalde de Elche, Carlos González, y la alcaldesa de Santa Pola, Loreto Serrano. España adelantó que la Conselleria va a licitar antes de que acabe el año un tramo de casi 1,4 kilómetros y el resto se producirá a lo largo de la presente legislatura; es decir, entre la rotonda de la pedanía de Valverde y la Ronda de Elche.

Para el conseller, se trata de una de las actuaciones diseñadas específicamente para el siglo XXI porque no solo «se amplía la capacidad de la carretera, sino que también incluye carriles bici y paradas de autobuses, combinándose todas las fórmulas de movilidad» que funcionan con perspectiva de futuro.

Según comentó, el desdoblamiento de la carretera es «una reivindicación histórica de ambos municipios, por ser una de las carreteras comarcales más peligrosas de la provincia, por la que pasan una media de 17.000 vehículos diarios».

El proyecto se incluyó en el plan de carreteras de 1995, pero no ha sido hasta ahora, en la primera legislatura del Botànic, cuando se han retomado las obras del segundo tramo.

El tramo que ha visitado el conseller, puesto en servicio recientemente, ha contado con un presupuesto de 1,5 millones de euros y las obras han consistido en la adecuación de la carretera CV-865 mediante el desdoblamiento de su calzada y la reordenación de las intersecciones y accesos existentes, dotándola de características de Vía Parque, lo que ha supuesto un incremento notable de los espacios reservados para el peatón y la circulación de bicicletas en todo el tramo, mejorando las condiciones de seguridad vial existente.

En concreto, se ha desdoblado la calzada, pasando a dos calzadas de dos carriles cada una, con tres metros cada carril y sendos arcenes de 25 centímetros a cada lado, separadas por una mediana de 1,20 metros. Además, se han reordenado los accesos, suprimiendo la glorieta partida que había en el punto kilométrico 9,4.

También se ha construido una acera de 2,50 metros de ancho en la margen derecha y un carril mixto ciclo-peatonal de 3,50 metros en la margen izquierda, donde el desarrollo urbanístico está más consolidado, dando continuidad a lo ya ejecutado. Finalmente, se ha instalado la iluminación en la mediana central al igual que los tramos desdoblados.

El Ayuntamiento de Santa Pola ha colaborado con la Conselleria con la cesión de los terrenos urbanizables o urbanos necesarios para la construcción de estas obras, así como en la asunción de los costes que supongan el mantenimiento y consumo de la instalación de alumbrado, de la cual será titular.

Solución de problemas

Con estas obras, la Generalitat está solucionando el problema de seguridad vial que existía en esta carretera, que presentaba unos índices elevados de accidentalidad, siendo problemática la coexistencia de la circulación de vehículos motorizados con los modos de transporte propios de los usuarios más vulnerables como son los peatones y, sobre todo, los ciclistas.

Por su lado, los alcaldes de Santa Pola y Elche manifestaron su satisfacción porque estas dos ciudades están viendo que se hacen realidad las reivindicaciones de sus vecinos desde hace muchos años.