Las obras en La Isleta provocan el cambio de lugar de las paradas de bus y taxi

Parada del autobús. / lp
Parada del autobús. / lp

La segunda fase de los trabajos de remodelación de la plaza llegan en plena temporada estival en una zona con mucha circulación de vehículos

EFEALICANTE.

En plena temporada estival, las obras de La Isleta afectarán a la circulación del tráfico de esta plaza de La Albufereta, una de las zonas turísticas de la capital alicantina. También cambiarán de ubicación la parada de taxis y la de las líneas de autobús, que se trasladan desde hoy lunes y durante dos meses por el inicio de una nueva fase de los trabajos adecuación de las aceras y el entorno de la misma.

El Ayuntamiento de Alicante comunicó ayer que la parada de taxi cambia de la actual ubicación a uno de los carriles interiores de la glorieta mientras que la estación del bus se retrasará unos metros más atrás. La citada actuación afectará a la parada en este punto de las líneas 21, 38, 09, 22, así como a las nocturnas 21N y 22N. Las nuevas paradas se situará en el tramo anterior del viario en el sentido de la marcha de los vehículos y contarán con un longitud de 24 metros.

Desde el área de Tráfico que dirige el concejal José Ramón González aseguran que esta actuación, en cualquier caso, no interrumpirá el paso del bus, ni desvíos, manteniendo sus paradas en la nueva ubicación, al igual que en la parada del taxi que pese a su traslado en la misma glorieta mantendrá su actividad habitual.

Las obras de renovación del entorno de la isleta tienen como objetivo hacer accesibles las aceras y colocar mobiliario urbano, así como eliminar el carril interior de circulación, mejorar el alumbrado o ampliar las zonas ajardinadas con nuevos árboles. Con esta inversión el consistorio va a realizar una actuación integral para crear una zona más agradable para vecinos y peatones. El objetivo es tratar de mejorar la imagen y la funcionalidad del entorno de la isleta. El proyecto contempla actuaciones tanto en el ámbito peatonal como en el de circulación de vehículos.

Concretamente, se reducirá la superficie de los carriles de circulación, eliminando el interior para conseguir ampliar el espacio para los viandante. Colocarán baldosas de hormigón, un nuevo bordillo en las isletas con deflactores y la pavimentación de las mismas con granito. Asimismo, está previsto mejorar las instalaciones eléctricas y de riego, la plantación de árboles y arbustos, la eliminación del carril interior de la rotonda y la colocación de mobiliario urbano y señalización vertical y horizontal. Se sustituirán las luminarias actuales por unas con tecnología led, por lo que se ha proyectado una nueva red de canalizaciones eléctricas para mejorar la iluminación y la eficiencia energética.

Falta por ver cómo afectarán a la circulación de vehículos estas obras, en una zona con mucho tráfico.