Mazón propone al Consell «guardar las armas» y mejorar las relaciones

El pleno de investidura se celebra sin sorpresas y el PP mantiene el mando de la Diputación gracias a los votos de Ciudadanos

EP/C. C.ALICANTE.

No hubo sorpresas en la sesión de investidura y Carlos Mazón fue elegido ayer como nuevo presidente de la Diputación de Alicante. En el pleno tomaron posesión los 31 diputados de la institución, que seguirá gobernada por el Partido Popular gracias al apoyo de Ciudadanos.

Mazón ha logrado la vara de mando con el voto de los 14 diputados del PP y los dos de Ciudadanos para sumar la mayoría absoluta. El candidato del PSPV, Toni Francés, ha sumado los 14 votos de la bancada socialista, y el único diputado de Compromís, Gerard Fullana, se ha votado a sí mismo.

El nuevo presidente de la institución provincial tendió la mano a la oposición para encontrar «puntos de encuentro y consensos» y al Consell para desde «la firme defensa de los intereses» de la provincia evitar las discrepancias entre ambos organismos. Así, Mazón apostó por dejar de ser «políticos» para ser «pueblíticos». En su discurso de toma de posesión como presidente ensalzó que la institución haya mantenido unidos a los municipios alicantinos y «sigue resistiendo los avatares de la velocidad» y de «la moda». Por ello, enfatizó que el acuerdo con sus socios de Ciudadanos «busca priorizar lo que une para defenderlo y proyectarlo». Mazón habló del observatorio de la transparencia, de las oficinas comarcales y de priorizar a los municipios «con más necesidades». Por ello, opinó que la Diputación es «un acierto y no está en riesgo la supervivencia».

Necesidades esenciales

El nuevo presidente provincial habló de la defensa de la necesidades hídricas; del fomento de los valores medioambientales, de solidaridad y igualdad, como objetivos esenciales del equipo de gobierno. «Somos lo que hacemos y no lo que decimos que somos», exclamó antes de poner como retos de futuro mantener la potencia turística de la provincia y su capacidad exportadora.

Ronda con la oposición

Mazón propuso ayer a la oposición -PSPV y Compromís- encontrar puntos de encuentro y consensos. Remarcó que «no encontrarán» en su equipo «la búsqueda de la discrepancia y el frentismo». Para ello, anunció que abrirá una ronda de contactos con todos «para acciones concretas asumibles por el pleno» y ante la «etapa de incertidumbre económica». Finalmente, puso de ejemplo el acuerdo empresarial de unidad que aglutina a empresariado alicantino y valenciano como un factor «verdadero y positivo para lo mucho y bueno» que aportará. «Qué gran ejemplo desde el impulso valenciano para hacer más grande Alicante; cuán buena nota debemos tomar», exclamó. Por ello, tendió su mano «alicantina y valenciana» para defender de forma «firme» los intereses de la provincia.

Carlos Mazón, en atención a los medios al término del acto, propuso cambiar la manera de «relacionarse» con la Generalitat. Para ello, pidió «retirar las armas que apuntan a la mesa», en referencia a los decretos de turismo, deportes o cooperación, que la anterior Diputación recurrió en los tribunales. El nuevo presidente provincial desveló que ha solicitado una entrevista «seria» con el president de la Generalitat, Ximo Puig, para abordar cuestiones concretas. «Estamos en un momento en que tenemos que hablar de cuestiones serias y concretas; el lunes cursaré solicitud oficial para ir al Palau de la Generalitat para hablar de estas cuestiones y algunas más», afirmó. A pesar de todo, sostuvo que si se siguen produciendo «injusticias con la provincia», la perífrasis «dique de contención» se quedará «corta». El nuevo presidente aseguró que la política del anterior equipo de Gobierno provincial no buscaba la confrontación ante el Consell sino «defender lo que uno estima legítimo».

Al acto de toma de posesión asistieron, entre otros, el president de la Generalitat, Ximo Puig, las conselleras de Sanidad y Universidades, Ana Barceló y Carolina Pascual, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, y el alcalde de Alicante, Luis Barcala.

Más