Materiales ecológicos para preservar el fondo marino en la 33 edición del Castell de l'Olla

Imagen de archivo del Castell de l'Olla que este verano llega a su 33ª edición. / l. p.
Imagen de archivo del Castell de l'Olla que este verano llega a su 33ª edición. / l. p.

El profesor de Bellas Artes Miguel Lorente, nieto de Joaquín Sorolla, leerá el texto poético previo al espectáculo pirotécnico de Altea

E. P.ALICANTE.

El profesor y doctor en Bellas Artes Miguel Lorente-Sorolla Boyer, nieto del pintor valenciano Joaquín Sorolla, es el autor elegido para el texto poético de la 33 edición del Castell de l'Olla de Altea, que se disparará en la localidad alicantina el próximo 10 de agosto. Por su parte, el fotógrafo y diseñador industrial Juan Martínez de Lahiguera firmará el cartel anunciador de este tradicional evento.

La presentación de ambos autores tuvo lugar en la tradicional 'dinà' en casa del presidente de la Cofradía del Castell de l'Olla, José Pérez Gorgoll, 'Picarraco'. Además, el cartel y la lectura del pregón se darán a conocer el 19 de julio, a las 20:00 horas, en la era del Cranc.

El Castell se celebrará el sábado 10 de agosto a las doce de la noche, coincidiendo con las fiestas de Sant Llorenç, y este año y por cuarta consecutiva vez correrá a cargo de la Pirotecnia Ricardo Caballer (RICASA), reconocida con el Júpiter de Oro de la 32 edición del prestigioso Festival L'International des Feux Loto-Québec de Montreal (Canadá). Este galardón es el más importante del sector de la pirotecnia a nivel mundial y se suma al de bronce obtenido por esta empresa valenciana en 1998. Caballer augura un espectáculo «sublime diseñado con innovadores materiales más ecológicos para preservar la fauna y flora marina». Y es que el espectáculo pirotécnico se desarrolla frente a la playa de l'Olla, donde se concentran cerca de 50.000 personas para disfrutar de una cita única en el Mediterráneo, ya que se dispara desde el mar, gracias a unas plataformas que se instalan, a tal efecto, durante los días previos, a 300 metros de la línea de la costa, destacan sus responsables en un comunicado.

En 2016, con motivo del 30 aniversario, tuvo el reconocimiento de UNESCO Mediterráneo, a través de la Comisión Española de este organismo internacional, que reconoció los valores de la protección universal de las manifestaciones humanas en materia de la preservación de patrimonio etnológico e inmaterial.