El Marq llevará una colección con 300 piezas al Museo Nacional de Irán en Teherán

Se trata de un «trueque» de exposiciones y el primer paso para exportar los hallazgos arqueológicos de Lucentum

EFE ALICANTE.

El Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ) prepara una gran exposición con alrededor de 300 piezas para exhibir entre septiembre de 2019 y marzo de 2020 en el Museo Nacional de Irán, en Teherán. Se trata de una especie de intercambio cultural en el que el museo alicantino comenzará llevando sus hallazgos al país asiático, aunque el reto es que las piezas del MARQ sigan recorriendo el mundo.

El director gerente de la Fundación MARQ, José Alberto Cortés, anunció ayer que esta exposición, ya pactada con el Gobierno de Irán, se exhibirá en el museo de Teherán entre septiembre de 2019 y marzo de 2002 y que llevará por título 'Alicante, tesoros del MARQ'.

Se trata de un «trueque» por la exposición previa que el próximo 14 se inaugurará en el MARQ, que depende de la Diputación de Alicante, con 195 piezas de alto valor del museo iraní, 20 de ellas de oro. «Es una aventura y un ambicioso reto dentro de un proyecto de cooperación internacional cultural que ayudará la proyección del MARQ fuera de nuestras fronteras», resaltó Cortés.

El museo alicantino, que en 2004 fue elegido 'mejor museo Europeo', trasladará a la capital de Irán unas 300 piezas desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna (siglo XIX), todas originales a excepción de tres réplicas. Entre éstas últimas figuran la mano romana de bronce del siglo I d.C con un águila bicéfala -el original seguirá en el MARQ-, la Dama de Elche de Ignacio Pinazo y una inscripción de la rápita de Guardamar del Segura.

El resto serán piezas originales de las colecciones de la Edad del Bronce -mundo Argárico-, Fenicia y del mundo Ibérico, sobre todo con cerámicas y esculturas.

También se enviarán al Museo Nacional de Irán destacadas piezas de la época romana, sobre todo halladas en el yacimiento de Lucentum (Alicante) o la Illeta dels Banyets (El Campello), así como elementos visigodos y de la colección islámica, como cerámicas con grafía musulmana o bronces orientales.

Del mismo modo, en Teherán podrán disfrutar de fondos del MARQ pertenecientes al Bajo Medievo, como tinajas, contenedores y elementos de los transportes marítimos, y se llegará a la Edad Moderna con piezas con influencia oriental y lozas italianas.

Por su parte, el papel decisivo del olvidado orientalista Adolfo Rivadeneyra en estrechar el vinculo comercial y diplomático entre España e Irán durante el siglo XIX será puesto en valor en la ambiciosa exposición que ultima el Museo Arqueológico de Alicante con piezas del Museo Nacional de Teherán. 'Irán: Cuna de Civilizaciones' se exhibirá del 14 de marzo al 1 de septiembre en el MARQ con un total de 186 piezas de alto valor, 20 de ellas de oro, muchas del periodo de Ciro y, sobre todo, de Darío I el Grande. Entre los elementos más destacados, dos relieves originales de la antigua Persépolis y un gran vaso ceremonial de oro de tres kilogramos de peso en un repaso a la relación entre la antigua Persia y España.