La Nit de l'Albà se salda con 42 heridos por impactos de cañas y quemaduras

Imagen de archivo de un herido durante la celebración de la Nit de l'Albà en 2005, en Elche. / EFE
Imagen de archivo de un herido durante la celebración de la Nit de l'Albà en 2005, en Elche. / EFE

El alcalde de Elche califica la fiesta como «esplendorosa, a la vez que totalmente tranquila y segura» debido a la ausencia de incidentes

EPALICANTE.

El alcalde de Elche , Carlos González, elevó a 42 los heridos leves atendidos en los centros hospitalarios General de Alicante y Vinalopó, durante la celebración en la madrugada de este miércoles de la Nit de l'Albà. De ellos, 16 fueron asistidos a causa de las carretillas, 14 por caída de cañas y 12 por uso de material pirotécnico. Tan solo 9 fueron atendidos dentro de la zona acotada y 33 en distintos barrios de la ciudad.

Carlos González calificó la noche de «esplendorosa, a la vez que totalmente tranquila y segura», ya que «no ha habido incidentes relevantes, ni de una especial conflictividad», teniendo en cuenta, continuó, «que se ha incrementado un 11% el uso de la pólvora por parte de los ciudadanos». En ese sentido, quiso destacar el uso responsable de la pólvora que han hecho los ilicitanos e ilicitanas y, por tanto, «la corresponsabilidad» que han tenido para que la noche haya sido segura.

El primer edil, acompañado del director clínico del Hospital General de Alicante, Jaume Sastre, la directora de Enfermería del Hospital del Vinalopó, María Carmen Gil, y del jefe de Bomberos del Ayuntamiento de Elche, Alberto Martín, hizo el balance en una comparecencia ante los medios, en la que describió el número de atenciones como «moderado», «al encontrarse por debajo de la media de atenciones de los últimos cinco años».

González celebra que el número de atenciones ha sido inferior a la media este año

En ella, destacó, además, que de los 42 atendidos, 22 eran varones y 20 mujeres. El mayor de los atendidos, que tiene 71 años de edad, salió herido como consecuencia de la caída de una caña; y el menor atendido tenía un año, y se lastimó como consecuencia de una quemadura en las manos, explicaron. Desde los centros hospitalarios indicaron que dada la levedad de las lesiones y el número moderado de heridos, no fue necesario movilizar los efectivos previstos.

El alcalde de Elche también felicitó a los profesionales sanitarios, pirotécnicos y a las Fuerzas de Seguridad del Estado, de las que dijo que «han hecho una tarea rigurosa y efectiva»

El dispositivo de seguridad del Ayuntamiento de Elche incluyó el cierre al público del entorno de la basílica de Santa María desde las 23.00 horas y el mantenimiento durante toda la noche de un dispositivo de seguridad y coordinación formado por Policía Local, Policía Nacional, Bomberos, Protección Civil y DYA para garantizar la seguridad de los ilicitanos.

En cuanto a las intervenciones de los efectivos de seguridad, la Policía Local de Elche ha intervenido finalmente 27 docenas de carretillas en La Hoya y los Bomberos del Parque de Elche han realizado una veintena de intervenciones para sofocar pequeños incendios en matorrales y contenedores.

El cuerpo policial local, por su parte, destacó la normalidad con la que se desarrolló la noche festiva en el municipio ilicitano, así como la disminución de incidentes registrados. El operativo puesto en marcha permitió, aseguran en las redes, «que los vecinos hayan podido disfrutar de un ambiente festivo sin riesgos innecesarios».