Julia Llopis: «Casi estoy haciendo de jefa de obras en el colegio de La Cañada»

Una de las últimas protestas de padres y alumnos del colegio público de la partida rural alicantina La Cañada del Fenollar. / lp
Una de las últimas protestas de padres y alumnos del colegio público de la partida rural alicantina La Cañada del Fenollar. / lp

La edil de Educación explica que su concejalía se ha hecho cargo de parte de los trabajos para que los niños puedan ir al primer día de escuela

C. CUENCAALICANTE.

La nueva edil de Educación en el Ayuntamiento de Alicante lleva semanas trabajando para que el inicio del curso sea, en la medida que le permitan sus competencias, lo más tranquilo posible en las aulas alicantinas a partir del próximo lunes. Revela que casi está haciendo de jefa de obras en el colegio de La Cañada del Fenollar, donde su concejalía ha costeado parte de las obras para que la instalación de unos nuevos barracones provisionales llegue a tiempo para el lunes. Estas aulas prefabricadas mejoran considerablemente las anteriores, muy deterioradas, y se están colocando a la espera de que la Generalitat construya el prometido nuevo centro de esta partida rural alicantina.

Llopis espera que el lunes sea un día tranquilo los colegios de Alicante, donde asegura que las matriculaciones han ido avanzando durante el mes de agosto lejos de «la avalanchas de septiembre del año pasado». La edil de educación admite que su principal preocupación radica en que no haya falta de profesores y espera que la Generalitat cumpla en esa materia: «A ver si es verdad que los anuncios del señor Marzà no se quedan en titulares de prensa y se convierten en realidad». Dice estar expectante ante los prometidos refuerzos en la aulas: «Espero que la conselleria sea diligente y se haya puesto las pilas este año».

Nuevas aulas prefabricadas

Al margen de La Cañada, hay cuatro colegios de la capital alicantina que están esperando una necesaria reforma. Las obras de los centros Emilio Varela, Juan Bautista Llorca y La Florida se encuentran en fase de licitación dentro del programa Edificant de la Generalitat. La previsión es que durante este mismo curso la reforma pueda llevarse a cabo. En palabras de la edil de Educación, «antes de que termine el año sabremos fechas concretas. Las obras se pueden llevar a cabo durante el curso». En el caso del colegio de educación especial Santo Ángel de la Guarda, todo apunta a que sus alumnos tendrán que esperar al próximo curso para ver las mejoras en el edificio. En cualquier caso, desde el Ayuntamiento apuntan a los dilatados procesos administrativos a los que les somete el Plan Edificant de la Generalitat.

Otro de los retos de la nueva Concejalía de Educación que dirige la expresidenta de la Concapa Alicante es convencer a la conselleria de que la ciudad necesita tener un distrito único o, al menos, sólo tres distritos educativos, para que los padres puedan elegir dónde matricular a sus hijos independientemente de la zona de la ciudad donde vivan. Según Julia Llopis, muchas familias de Alicante le han trasladado ese deseo y también ha recibido quejas de padres que tienen a sus hijos repartidos en distintos colegios sin poder hacer nada.