El juicio por las basuras de Orihuela comienza el 5 de marzo

La exalcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente, en una imagen de archivo. / l. p.
La exalcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente, en una imagen de archivo. / l. p.

Con 34 procesados entre los que se encuentran Mónica Lorente y Ángel Fenoll, está considerado el origen del caso 'Brugal'

EFE

El juicio por la supuesta trama de corrupción política y empresarial en torno al contrato de recogida y tratamiento de basuras de Orihuela, origen del caso 'Brugal', comenzará finalmente el próximo 5 de marzo, según informó el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV). Esa jornada se resolverán las cuestiones previas mientras que las declaraciones se iniciarán el 7 de mayo.

Así lo acordó ayer la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Alicante, con sede en Elche, en una providencia tras celebrar una reunión con las defensas y acusaciones para ajustar el calendario de la vista oral, que fue notificado también a los 34 acusados.

Todas las partes coincidieron en darse por enteradas de los diferentes escritos de conclusiones jurídicas provisionales, por lo que se dejaron sin efecto las sesiones reservadas para la lectura de dichos escritos, los días 20 y 21 de febrero.

La fiscalía pide para Medina 12 años de prisión por prevaricación, fraude y cohecho

Según el TSJCV, el calendario definitivo acordado por la Sala no supone en la práctica ninguna demora con respecto al anterior, fijado en una providencia en diciembre de 2017. Se han incluido nuevas fechas y se han suprimido otras.

El abogado Antonio Martínez Camacho explicó a los periodistas que el calendario se acordó después de que los letrados, entre ellos el nuevo del principal implicado, el empresario Ángel Fenoll, renunciaran a la lectura de los escritos de acusación y defensa de los implicados, que lo consideraban «innecesario».

De esta forma, del 5 al 7 de marzo las defensas plantearán las cuestiones previas, la contestación del fiscal tendrá lugar el 13 y 14 de marzo, mientras que los días 20 y 21 de ese mes será el turno de la acusación particular, en concreto el Ayuntamiento de Orihuela, mientras que las declaraciones darán comienzo el 7 de mayo.

«Tranquilidad»

A primera hora de la mañana de ayer fueron llegando al palacio de justicia ilicitano los 34 acusados para recoger las citaciones, entre ellos el citado Fenoll y los ex alcaldes de Orihuela investigados, José Manuel Medina y Mónica Lorente, ambos del PP. Lorente, en declaraciones a los periodistas, aseguró sentirse tranquila ante el inicio de un juicio: «Tengo ganas de que empiece y finalice, por fin», señaló.

«Vivo con tranquilidad y normalidad, alejada del foco mediático, pero continúo con mi vida», añadió antes de dejar clara su «confianza plena» en la Justicia y en tener una «sentencia absolutoria y favorable» porque «jamás hice nada».

Asimismo, destacó la colaboración y disposición de todas las partes implicadas para determinar la agenda de un juicio «muy complejo» y que, con ello, «todo el mundo se defienda y se busque una sentencia justa para cada parte».

La investigación comenzó en 2006 por el posible amaño en el contrato local de las basuras durante la etapa del alcalde popular Medina aunque las pesquisas posteriores dieron paso a una veintena de piezas separadas en distintos puntos de la provincia de Alicante bajo la denominación genérica de Operación 'Brugal'. En esta rama inicial, la audiencia enjuicia a 34 personas, de las que quince han tenido o tienen la condición de autoridad o funcionarios públicos, como los exalcaldes oriolanos Medina y Mónica Lorente, también del PP, y siete exediles de la corporación municipal.

Para Medina, la fiscalía pide 12 años de prisión por prevaricación, fraude y cohecho. Para su sucesora Lorente, 8 años por fraude. Y para el principal implicado, el empresario Ángel Fenoll, un total de 37 años y 8 meses por prevaricación, fraude, cohecho, tráfico de influencias, extorsión, coacciones, asociación ilícita, uso de información privilegiada y delito electoral.

Presunta trama mafiosa

El fiscal considera a los procesados autores, cooperadores o cómplices de delitos de prevaricación, fraude, cohecho, negociaciones prohibidas a funcionarios, tráfico de influencias, revelación de secretos y de información privilegiada, delito electoral, asociación ilícita, extorsión e intento de coacciones.

Sostiene que Fenoll y su entorno conformaron una presuntas trama mafiosa que extorsionó a cargos públicos con la amenaza de revelar grabaciones con información relevante para «doblegar su voluntad». Además, el empresario oriolano habría pagado supuestamente sobornos a otros políticos para seguir monopolizando la recogida de basuras en la comarca o financiado «fuera de los cauces legales» al PP y al Partido Socialdemócrata.

Entre las principales piezas separadas del Brugal destacan la investigación del plan zonal de residuos de la Vega Baja y la que indaga una presunta trama de corrupción en torno al urbanismo de la capital de la provincia, con Alperi, Castedo y Ortiz procesados.