Investigan a un hombre en Altea que tenía siete perros en «pésimas condiciones»

E. P.ALICANTE.

La Guardia Civil ha investigado en Altea (Alicante) a un hombre como presunto autor de un delito de maltrato animal a siete perros de caza a los que tenía en condiciones «pésimas».

La Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Altea inició una investigación relacionada con un posible delito de maltrato animal a raíz de que una protectora de animales de La Nucia denunciara que en una finca de Polop de la Marina habían localizado a siete perros en «pésimas condiciones».

En la inspección ocular en la finca y las perreras se comprobó que se trataba de siete perros de caza -un pointer y seis podencos ibicencos-, encerrados en unas casetas sin un techo que les cubriera del sol o de las fuertes temperaturas, y sin agua ni comida desde hacía varios días.

Ese mismo día, los perros fueron sacados del lugar y trasladados hasta la perrera de La Nucia, donde dos veterinarias emitieron informe sobre el deficiente estado de los animales, que presentaban leishmaniosis, y estaban llenos de parásitos, pulgas y garrapatas.

El dueño de los animales fue investigado por un supuesto delito de maltrato animal, pero quedó en libertad con la obligación de presentarse a requerimiento judicial.