La investigadora Ángela Nieto, Premio Nacional Ramón y Cajal de Biología

La científica añade un nuevo galardón a su currículum por su trabajo sobre el cáncer y las patologías degenerativas

EFEALICANTE.

La investigadora Ángela Nieto, alicantina de adopción, del Instituto de Neurociencias, centro mixto de la Universidad Miguel Hernández y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ha recibido el Premio Nacional Santiago Ramón y Cajal de Biología por su trabajo sobre el cáncer y las patologías degenerativas.

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades le ha concedido este galardón por sus investigaciones pioneras en el estudio de la transición epitelio-mesénquima, un proceso biológico transcendente en la comprensión del origen del cáncer y las enfermedades degenerativas del envejecimiento.

Ángela Nieto dirige el grupo de Fisiopatología de los movimientos celulares en vertebrados en el citado Instituto de Neurociencias. Su línea principal de investigación es la superfamilia génica 'Snail', factores de transcripción implicados en procesos fundamentales tanto durante el desarrollo embrionario como en patologías del adulto, incluyendo la progresión tumoral.

Clonaje de genes

Con una larga trayectoria investigadora en el estudio de estos genes, el grupo es responsable del clonaje de muchos de estos genes en varias especies de vertebrados, que incluyen a humanos. Ángela Nieto ha demostrado la participación de los genes 'Snail' en la formación del mesodermo y la cresta neural y en la adquisición de propiedades invasivas en tumores por medio de la transformación de células epiteliales en células mesenquimáticas.

Adicionalmente, ha demostrado que también participan en promover movimientos celulares y en atenuar la proliferación celular en distintos contextos. En particular, el grupo que dirige Ángela Nieto ha estudiado la transición de epitelio a mesénquima en el desarrollo y el impacto que tiene la reactivación de este programa embrionario en la etapa adulta, donde está implicado en la progresión tumoral, la fibrosis, el crecimiento óseo y la mineralización.

En 2017, el grupo cubrió el mecanismo que sitúa el corazón a la izquierda y sus implicaciones en procesos patológicos, ya que estos genes que ayudan a posicionar el corazón cuando se reactivan en la vida adulta pueden inducir cáncer y otras enfermedades como la fibrosis.

Doctorada en 1987 por la Universidad Autónoma de Madrid, la profesora Ángela Nieto inició su carrera en el Instituto de Investigaciones Biomédicas (CSIC-UAM) estudiando la muerte celular programada en linfocitos. En 1989 se trasladó al Instituto Nacional de Investigación Médica, donde aisló una serie de genes involucrados en la morfogénesis del sistema nervioso, bajo la dirección de David Wilkinson. En 1993, se incorporó al Instituto Cajal de Madrid y, posteriormente, al Instituto de Neurociencias UMH-CSIC, donde realiza ahora sus investigaciones.

Ha recibido destacados galardones: Premio Carmen y Severo Ochoa (2004), Premio Fundación Francisco Cobos en Investigación Biomédica (2005), Alberto Sols a la mejor carrera investigadora (2008), Rey Jaime I en Investigación Básica (2009) y Reconocimiento al Mérito Científico de la Generalitat Valenciana (2015), entre otros. Recientemente ha sido elegida académica de la Real Academia de Ciencias y, en la actualidad, es la presidenta de la Sociedad Europea de Biología del Desarrollo.