El Hospital de Torrevieja incorpora una novedosa técnica para tratar el vértigo

Esta patología afecta al 30% de la población en algún momento de su vida y disminuye la calidad de vida, especialmente en ancianos

EPALICANTE.

El Hospital de Torrevieja cuenta con un novedoso método de rehabilitación para pacientes con vértigo e inestabilidad después de haber implantado en su servicio de Otorrinolaringología los primeros sistemas de diagnóstico y rehabilitación vestibular instrumental para estas personas.

Fuentes del centro sanitario explican que la rehabilitación vestibular es un conjunto de ejercicios destinados a capacitar la plasticidad del sistema nervioso central en los pacientes con trastornos del equilibrio para mejorar la estabilidad, la calidad de vida y disminuir el riesgo de caídas.

El servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Torrevieja atiende al 80 por ciento de los pacientes remitidos por vértigo y mareo. Desde el centro destacan la importancia «de prestar una atención especializada y de calidad», dado que estos problemas «muchas veces incapacitan al paciente hasta el punto de verse afectado para realizar sus actividades de la vida diaria».

Según la compañía que gestiona el hospital, el vértigo y el mareo «son dos motivos de consulta muy frecuentes» que «afectan aproximadamente al 30 por ciento de la población general en algún momento de su vida». Estas patologías «disminuyen la calidad de vida y aumentan el riesgo de caídas, sobre todo, en ancianos».

La inestabilidad o alteración del equilibrio puede tener su origen en el aparato vestibular localizado en el oído, pero también puede ser un síntoma de otras enfermedades localizadas en órganos diferentes. Desde el hospital insisten en la necesidad de «un diagnóstico correcto» y de «un tratamiento que en muchos casos está enfocado en la rehabilitación del sistema vestibular». Desde 2014 el servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Torrevieja cuenta con una consulta específica orientada a pacientes con vértigo y al mareo. Las doctoras Rodríguez y Bécares, responsables de la consulta de vértigo, señalaron que el sistema incorporado a su servicio «es útil en la rehabilitación de trastornos del equilibro de origen vestibular» y «ayuda con la inestabilidad relacionada con el envejecimiento, enfermedad de Parkinson y accidentes cerebrovasculares».