El Hércules necesita cuatro puntos para asegurar su presencia en la promoción

Benja Martínez persigue un baón ante el Sabadell. / hcf
Benja Martínez persigue un baón ante el Sabadell. / hcf

Una victoria en Peralada unida a los tropiezos del Lleida y del Espanyol B el próximo fin de semana le daría la clasificación a los alicantinos

EFE ALICANTE.

El Hércules CF, segundo clasificado del grupo III de Segunda B, garantizará su presencia matemática en la fase de ascenso a Segunda si logra sumar cuatro puntos más en las cuatro jornadas que restan para la conclusión del campeonato.

El equipo alicantino suma 58 puntos y aventaja en ocho más el coeficiente particular al quinto clasificado, el Espanyol B, que cuenta con 50. Si el Hércules es capaz de sumar una victoria y un empate ya será inalcanzable para el conjunto catalán independientemente de que logre un póker de triunfos.

La situación es idéntica con el sexto clasificado, el Lleida, también con 50 puntos, ya que el Hércules tiene el coeficiente particular a su favor tras ganar en el Camp d'Esports y empatar en el Rico Pérez.

El conjunto de Lluís Planagumà podría ser equipo de promoción la próxima jornada si es capaz de ganar el sábado en su visita al Peralada y Espanyol B y Lleida no lo hacen en sus respectivos compromisos.

El Hércules, que no logra la clasificación para la fase de ascenso desde la temporada 2015-16, debe enfrentarse aún en las cuatro jornadas que restan para el final al Peralada y Barcelona B, a domicilio, y Conquense y Atlético Baleares, líder del grupo, en el Rico Pérez.

El equipo de Planagumà volverá este martes a los entrenamientos después de la victoria ante el Sabadell y la jornada de descanso. Los alicantinos tendrán el sábado la baja sensible de Samuel Llorca. Su puesto será para Álvaro Pérez.