Hallan otros dos fardos de hachís de 30 kilos cada uno en una playa de Alicante

Se elevan a cuatro los bultos con la misma droga y cantidad localizados en una semana, además del encontrado frente a la costa de Castellón

A. M./EFE

ALICANTE. Dos fardos de hachís de alrededor de treinta kilos cada uno han aparecido a orillas de la zona canina de la playa de Urbanova, en Alicante. Como ya informó LAS PROVINCIAS, la semana pasada se hallaron otros dos paquetes con treinta kilos de hachís en la costa alicante, por lo que se elevan ya a cuatro los bultos de droga encontrados en una semana.

Los dos últimos fardos fueron hallados el domingo, uno de ellos a las 11.00 horas en ese punto de la playa de Urbanova por una persona y el otro, una hora y media más tarde, sobre las 12.35 horas, por la Policía Local en una zona próxima al lugar donde apareció el anterior, según informaron a Efe fuentes de la Comisaría Provincial. En ambos casos, agentes de la Policía Nacional se hicieron cargo de los bultos con la droga, que fueron trasladados a dependencias policiales, han explicado las mismas fuentes.

No es la primera vez que aparecen fardos de drogas en las costas alicantinas. Y es que el pasado martes se localizó un fardo de hachís de treinta kilos en la playa de San Juan. Además, al día siguiente apareció otro, también con el mismo peso, precisamente en la de Urbanova, lugar donde han sido hallados los últimos.

La semana pasada se encontraron otros dos fardos de droga de 30 kilos en las costas de Alicante

De hecho, la Brigada de la Policía Judicial tiene abierta desde la semana pasada una investigación para determinar si los paquetes de hachís pertenecen a un mismo alijo y si se ha intentado llevar a cabo en días anteriores alguna operación ilegal de tráfico de drogas vía marítima.

Sin embargo, las playas de Alicante no son las únicas en las que han aparecido esta clase de paquetes. La semana pasada, la Policía Local de Castellón localizó en la playa del Gurugú un fardo de droga de 34 kilos de peso, tras recibir el aviso por parte del servicio de socorrismo, que divisó un objeto voluminoso flotando a la deriva a unos 600 metros de la orilla del mar. Los hechos se produjeron sobre las 18.15 horas, cuando el responsable del servicio de socorrismo de playa observó ese objeto voluminoso que parecía sospechoso. Cuando el socorrista llegó a ese punto y vio el bulto comprobó que se trataba de un fardo envuelto en tela que llevaba algún tiempo a la deriva.