El Gobierno tramita la segunda fase del proyecto para llevar el tren al aeropuerto

Terrenos y pistas de aterrizaje en el aeropuerto de El Altet, uno de los veinte primeros de Europa en cuanto a volumen de pasajeros. / efe
Terrenos y pistas de aterrizaje en el aeropuerto de El Altet, uno de los veinte primeros de Europa en cuanto a volumen de pasajeros. / efe

Fomento inicia la licitación del contrato para los estudios de la variante de Torrellano, que contempla una estación en los terrenos de El Altet

EFE / C. C.ALICANTE.

La conexión ferroviaria con el aeropuerto de Alicante-Elche parece más cercana después de que el Ejecutivo anunciase ayer que avanzan los trámites para poder comenzar las obras. El Ministerio de Fomento ha iniciado el proceso de licitación del contrato para desarrollar los estudios complementarios de la variante de Torrellano -fase II- en la línea ferroviaria Alicante-Murcia, un proyecto que contempla la llegada del tren al aeropuerto situado en la pedanía El Altet.

Tal y como informó ayer el ministerio, el presupuesto de licitación de esta fase roza el medio millón de euros y la redacción tiene un plazo inicial de 24 meses.

Ninguna parada cercana

En la actualidad, la línea ferroviaria Alicante-Murcia es una infraestructura de vía única no electrificada que discurre por las inmediaciones del aeropuerto de Alicante-Elche, pero no presta servicio al mismo, dada la distancia entre la parada más cercana -Torrellano- y la terminal aérea alicantina de El Altet. Por otro lado, el servicio ferroviario actual debe hacer una inversión de marcha en el apeadero de San Gabriel, con la consiguiente pérdida de tiempo y funcionalidad.

El estudio informativo del proyecto de remodelación de la Red Arterial Ferroviaria (RAF) de Alicante incluía la denominada variante de Torrellano. Se trata de una variante ferroviaria que conecta Alicante con Torrellano, con una longitud aproximada de doce kilómetros, que incluye una estación en la terminal del aeropuerto y elimina la inversión de marcha de San Gabriel.

Este trazado, debido a la lejanía a las poblaciones, no disponía de un apeadero que sustituyera al actual apeadero de San Gabriel.

El Plan de Cercanías de la Comunitat Valenciana, presentado en diciembre de 2017, contempla la ejecución de la fase I de la variante de Torrellano, tramo de conexión de la línea existente Alicante-Murcia con el aeropuerto de El Altet. Se trata de una variante de unos cinco kilómetros de longitud, que incluye la nueva estación en el aeropuerto.

Para materializar esta primera fase es necesaria la realización de un nuevo ramal ferroviario que enlace la línea existente Alicante-Murcia con la citada fase I de la variante de Torrellano. Este ramal se desarrolla en superficie, tiene una longitud aproximada de un kilómetro y se halla actualmente en trámite de audiencia e información pública (BOE de 11 de julio de 2019).

El objetivo del nuevo trabajo cuya contratación se inicia ahora es elaborar una serie de estudios complementarios para optimizar la Fase II de la variante de Torrellano. Se analizarán todas las posibles alternativas para poder materializarla, determinando la solución óptima y, en su caso, desarrollando un estudio informativo de la misma. También se estudiará la posibilidad de construir un nuevo apeadero. En cualquier caso, la variante definida eliminará la necesidad de efectuar la inversión de marcha a la altura del apeadero de San Gabriel.