La Generalitat anuncia el comienzo inminente de las obras para las naves cerradas del puerto

Imagen de archivo de la descarga de graneles al aire libre en los muelles del puerto de Alicante. / l. p.
Imagen de archivo de la descarga de graneles al aire libre en los muelles del puerto de Alicante. / l. p.

Autoriza el proyecto tras el acuerdo con las asociaciones de vecinos, que llevan décadas denunciando problemas de contaminación

E. P.ALICANTE.

La Generalitat ha dado luz verde al proyecto que permitirá que las actividades de carga y descarga de graneles en el puerto de Alicante se realicen en naves cerradas. Así lo comunicó ayer la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, que avanzó que utilizará las mejoras tecnológicas disponibles para ello.

Esta intervención posibilitará reducir las emisiones de partículas que afectan a la calidad del aire de la ciudad y dará solución a las molestias que venían trasladando los vecinos de la zona desde hace décadas. Para ello, la Dirección Territorial de Alicante y la administración autonómica han tramitado este documento, con destino a la empresa adjudicataria de la Autoridad Portuaria de Alicante (APA), que se encarga de la instalación de carga y descarga de materiales pulverulentos en el muelle 17.

En la tramitación de esta autorización han participado las asociaciones vecinales interesadas, además de incluir diversas medidas para evitar cualquier tipo de afección en la zona. Entre estas medidas se incluye un sistema de aspiración-depresión y filtración en las naves, descarga de camiones en zonas cubiertas, movimiento de materiales en cintas transportadoras cerradas y limitación de velocidad para los vehículos.

La consellera Mireia Mollà expresó ayer su satisfacción con el trabajo realizado y señaló que con esta autorización «se aúnan los intereses de salud y calidad del aire con la actividad económica del puerto» de modo que se atiende la demanda de los vecinos de la zona. «Gracias al trabajo conjunto, hemos logrado resolver este conflicto en la ciudad de Alicante, estableciendo un puente de unión entre las asociaciones vecinales y ecologistas, y la Autoridad Portuaria», añadió.

Esta autorización de emisiones a la atmósfera permitirá la construcción de las naves de manera inminente, por lo que se espera una importante mejora en la calidad del aire en Alicante en cuanto a la contaminación por partículas. Para el inicio de las obras, finalmente, quedará solamente la notificación previa al Ayuntamiento de Alicante, así como los trámites municipales necesarios de licencias ambientales.

Industria del mármol

Igualmente, el proyecto de la nave cerrada permite consolidar la actividad económica del sector del mármol de Alicante, estratégico para esta provincia y para la Comunitat, dado que la concesionaria de la nave del puerto es asimismo una de las empresas más importantes de este sector en la Comunitat Valenciana.

Hasta la concesión por la Autoridad Portuaria de Alicante del muelle 17 para la construcción de naves cerradas, la descarga se ha venido realizando en los muelles 11, 13 y 17 con continuas quejas por parte de los barrios colindantes, alarmados por las emisiones de partículas a la atmósfera, visibles desde muchos puntos de la ciudad. Desde 2017, las estaciones de control de calidad del aire de la autoridad portuaria se han incluido en la Red Valenciana de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica, posibilitando llevar a cabo un seguimiento en continuo de las emisiones de la actividad de carga y descarga de graneles, y cuyos datos están disponibles para la ciudadanía a través de la aplicación para móvil GVAire. Todo ello ha permitido ir incrementando las medidas preventivas aplicadas por la Autoridad Portuaria a requerimiento de la Generalitat.