La fiesta del Orgullo atraerá a Benidorm hasta el domingo a más de 15.000 personas

EFEALICANTE.

La celebración del Benidorm Pride Festival acercará desde mañana hasta el próximo domingo a unas 15.000 personas a la capital turística de la Costa Blanca alicantina, tal y como avanzaron ayer los promotores del evento, Santos Torres y Jeff Garland. Ambos indicaron que los hoteles del casco antiguo confirman haber notado un aumento en la ocupación, «a lo que hay que sumar mucha gente de cerca de la ciudad que viene y no se hospeda aquí».

Jeff Garland destacó que muchos de los asistentes serán turistas que nunca antes han estado en Benidorm, con lo que resaltó «el gran impacto turístico» de la cita. Según los cálculos de los organizadores, la presencia de visitantes extranjeros en el Orgullo, con abrumadora mayoría de británicos, será de un 60 por ciento mientras que el mercado nacional alcanzará cerca del 40%. Este año el Pride ha tenido que buscar algunos emplazamientos nuevos debido a las obras en el Castell y la avenida del Mediterráneo.